Mundo 11 julio 2016

Venezuela: Gobierno ordena ocupar planta de Kimberly Clark

CARACAS, Venezuela (AP) — El gobierno venezolano ordenó el lunes la ocupación de la planta de la empresa estadounidense de productos de higiene Kimberly Clark tras la decisión que tomó la corporación de suspender sus operaciones, medida que de acuerdo con el mandatario Nicolás Maduro forma parte de un plan internacional para afectar la economía del país suramericano.

Durante un acto en el palacio de gobierno, Maduro criticó la decisión de Kimberly Clark, y afirmó que la empresa "sin aviso, violando las leyes nacionales, la constitución" despidió a casi 1.000 trabajadores. El mandatario dijo que a partir de este lunes la planta será ocupada por los trabajadores, y aseguró que la empresa recibirá recursos públicos para sus operaciones.

La planta, ubicada en la ciudad céntrica de Maracay, capital del estado Aragua, fabrica pañales, papel higiénico y toallas sanitarias.

El gobernante aprovechó el acto para anunciar que el banco estadounidense Citibank, a través del cual el Estado realiza algunas transacciones internacionales, le notificó a las autoridades locales que en 30 días "va a cerrar las cuentas al Banco Central de Venezuela y al Banco de Venezuela", pero no ofreció detalles de las razones de la medida.

"Un bloqueo financiero se llama eso", dijo Maduro, en cadena de radio y televisión, al objetar la acción del Citibank, y planteó que las medidas adoptadas por Kimberly Clark y el banco estadounidense forman parte de la "obsesión de la nueva *inquisición obamista*, de la nueva inquisición imperialista".

El mandatario rechazó los recientes comentarios que realizó el presidente estadounidense Barack Obama sobre la situación de Venezuela, y los atribuyó a una "obsesión" que tiene Estados Unidos con el país suramericano. Asimismo, le exigió a Washington que "dejen de estar estimulando la guerra económica".

Kimberly Clark anunció el sábado en un comunicado la suspensión indefinida de sus operaciones debido a la "inhabilidad para comprar materia prima" y la "carencia de divisas y el rápido aumento de la inflación".

La empresa indicó que, de cambiar las condiciones económicas, evaluará las opciones para operar en Venezuela.

Kimberly Clark es la última de una serie de multinacionales extranjeras como Bridgestone, General Mills, Ford Motor y Procter & Gamble que han reducido o abandonado sus inversiones en Venezuela. Hace dos años, el gobierno venezolano tomó las instalaciones de la empresa estadounidense Clorox Co., que cerró sus operaciones en el país suramericano alegando restricciones por parte de las autoridades, interrupciones de suministro y la incertidumbre económica.

Venezuela enfrenta una compleja crisis dominada por una desbordada inflación de tres dígitos, severos problemas de desabastecimiento de alimentos, medicinas y otros productos básicos, y una fuerte recesión que podría agravarse este año por el deterioro de los precios del petróleo, que aporta 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario