Mundo 08 agosto 2016

Venezuela: DDHH investiga caso de ex reo de Guantánamo

CARACAS, Venezuela (AP) — Las autoridades de derechos humanos de Venezuela investigan la suerte de un ex prisionero en Guantánamo que abandonó Uruguay, donde estaba refugiado, y que según uno de sus amigos habría sido aprehendido por los cuerpos de seguridad locales y recluido en una sede de la policía sin acceso a su abogado.

Un miembro de la Defensoría del Pueblo informó a The Associated Press que solicitaron a la Fiscalía General investigar la condición del sirio Abu Wa'el Dhiab luego de que su amigo denunció ante ese organismo que había sido arrestado a fines de julio al salir de la embajada de Uruguay en Caracas y llevado a una sede capitalina del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

El integrante de la Defensoría habló con la AP bajo condición de no ser identificado por considerar que es un tema delicado.

El gobierno venezolano ha mantenido hasta el momento total hermetismo sobre la situación de Dhiab luego de que la cancillería de Uruguay indicó en un comunicado el 27 de julio que el sirio compareció en su oficina consular en Caracas para manifestar su intención de trasladarse a Turquía u otro país para reunirse con su familia.

El consulado uruguayo dijo que el sirio, que se desplaza en muletas y sufre varias afecciones de salud relacionadas con huelgas de hambre que realizó en la prisión de Guantánamo, pidió comunicarse por teléfono con la Cruz Roja, su abogado y miembros de su familia y luego se retiró voluntariamente por sus propios medios.

Andrés Conteris, activista de la organización no gubernamental estadounidense Democracy Now y amigo de Dhiab, dijo a AP que tiene informaciones de que el ex prisionero de Guantánamo fue detenido por los cuerpos de seguridad venezolanos el 26 de julio tras salir de la sede diplomática uruguaya, en el este de Caracas, y días después fue llevado a un edificio del Sebin.

Conteris, quien hizo al denuncia ante la Defensoría, indicó que funcionarios del Sebin le informaron que Dhiab está bajo "reguardo humanitario, lo cual quiere decir que no es un detenido común, no hay cargos en su contra". El activista no identificó a quien le dio la información.

Explicó que en varias oportunidades ha intentado visitarlo en el lugar que supuestamente está recluido, pero los funcionarios le han impedido el acceso y sólo le han señalado que está en una "categoría especial antes de deportación". El activista precisó que la víspera le hizo llegar algunos alimentos que le habría pedido Dhiab en una lista que le entregaron los guardias, pero sostuvo que está preocupado por su salud.

Sobre la posibilidad de que el sirio sea deportado próximamente a Uruguay u otro país, Conteris dijo hasta el momento las autoridades no le han informado nada. "Es casi seguro que Venezuela no tiene condiciones para recibirlo como refugiado", agregó.

La AP solicitó al gobierno venezolano un comentario sobre el caso pero hasta ahora no ha recibido respuesta.

John Eisenberg, abogado de Dhiab, expresó en un comunicado que no ha tenido ningún contacto con su representado desde que llegó a Venezuela y dijo que de ser cierto que está detenido "implica que está incomunicado y al parecer sin derecho a un proceso legal".

Agregó que "me parece una trágica ironía que, a raíz de un aparente intento de reunirse con su familia, se encuentre una vez más detenido sin cargos, sin juicio y fuera del imperio de la ley".

Dhiab es uno de los seis ex prisioneros de Guantánamo que llegó en 2014 a Uruguay. El sirio acusó en varias oportunidades al gobierno uruguayo de incumplir una supuesta promesa de traer a su familia, situación que lo habría llevado a abandonar ese país sudamericano.

La salida de Dhiab de Uruguay generó preocupación entre algunos congresistas estadounidenses.

En una entrevista con el semanario uruguayo Búsqueda Dhiab dijo que si bien nunca fue terrorista como consecuencia del maltrato sufrido en Guantánamo sentía simpatía por Al Qaeda.

Venezuela, que es un fuerte crítico de Estados Unidos, ha cuestionado por años las políticas de Washington en la prisión de Guantánamo.

--------

Siga a Fabiola Sánchez en Twitter: https://twitter.com/fisanchezn

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario