Mundo 07 abril 2016

Venezuela anuncia medidas para racionar la electricidad

CARACAS, Venezuela (AP) — El gobierno venezolano convertirá los viernes en "días no laborables" para los empleados públicos durante los meses de abril y mayo, en un intento de enfrentar la crisis energética generada por la sequía que afecta a la represa del Guri. El agua de esa represa genera cerca del 60% de la electricidad que se consume en Venezuela.

El presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles el decreto especial, con el que las autoridades esperan reducir en al menos un 20% el consumo eléctrico en las oficinas públicas.

"Mañana debe salir en la Gaceta Oficial el decreto especial... estableciendo todos los días viernes como día no laborable a partir de esta misma semana, durante los meses de abril y el mes de mayo", dijo Maduro durante su intervención en programa semanal de radio y televisión del influyente diputado oficialista Diosdado Cabello "Con el Mazo Dando".

"Así que vamos a tener fines de semana largos donde tenemos que incrementar el aporte" de la administración pública nacional, estatal y municipal para contribuir con el ahorro de la energía, incluyendo "todos los entes laborables del sector público que no afecte la producción" de bienes y servicios, resaltó el mandatario.

Maduro defendió el decreto especial, afirmando que apunta a sortear el riesgo que enfrenta la represa de Guri ante la fuerte sequía, "buscando la menor afectación en un momento extremo". Gurí alimenta las tres centrales hidroeléctricas del estado suroriental de Bolívar, que generan cerca de 60% de la electricidad del país.

Añadió que se mantendrán las jornadas diarias de trabajo a 5 horas y media en algunos ministerios y empresas públicas para contribuir con el ahorro eléctrico, fijado a finales de febrero.

Además ordenó que los inspectores eléctricos, en colaboración con agentes de las Fuerzas Armadas, verifiquen "la ampliación de la autogeneración de grandes usuarios públicos y privados de 4 a 9 horas, entre los que destacan centros comerciales y empresas estatales básicas del acero y aluminio".

Maduro advirtió que los comercios e industrias que no cumplan el recorte de consumo mediante la autogeneración de electricidad serán sancionados, sin dar otros detalles.

El gobierno está trabajando para incrementar la capacidad de generación termoeléctrica con la activación de nuevos generadores, señaló el presidente.

El sistema termoeléctrico genera cerca de 6.000 megavatios que suplen parte de la demanda promedio del país, que el gobierno estima en 15.500 megavatios. La mayor parte de la demanda eléctrica de Venezuela es atendida por el sistema hidroeléctrico.

El gobierno atribuye la crisis energética al fenómeno climático de El Niño, que generó un prolongado y fuerte verano.

Los críticos del gobierno, en tanto, aseguran que la crisis energética se debe en gran parte a las deficiencias del sistema público termoeléctrico debido a la falta de planificación y a erradas inversiones realizadas por el ex presidente Hugo Chávez (1999-2013), fallecido en marzo de 2013, y después Maduro, su heredero político.

El gobernante también exhortó a los venezolanos "racionalizar el consumo eléctrico" en sus hogares, argumentando que todas las medidas adoptadas por su gobierno para ahorrar electricidad serán insuficientes debido a que en esta nación sudamericana "el consumo en el sector residencial, a diferencia de otros países, es mayor que el comercial e industrial".

Algunos analistas asocian ese particularidad a la sostenida caída del aparato productivo durante los mandatos de Chávez y Maduro y a las tarifas residenciales preferenciales del servicio, que figuran entre las más bajas del mundo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario