Mundo 29 abril 2016

Venezuela: Agreden a opositor en acto contra racionamiento

CARACAS, Venezuela (AP) — Un grupo de supuestos simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro agredió el viernes con golpes y pedradas al secretario ejecutivo de la alianza opositora durante una protesta por la crisis eléctrica que afecta al país.

Un video difundido por diferentes medios mostró el momento en que el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, era atacado por un hombre que se le acercó sigilosamente y a corta distancia le arrojó una piedra. Torrealba intercambió golpes con su agresor y de inmediato al menos otros cuatro individuos se sumaron al atacante, algunos de ellos arrojándole piedras, en las inmediaciones de la sede de la empresa estatal de servicio eléctrico Corpoelec, localizada en una barriada de clase media del centro norte de Caracas.

En los videos captados por periodistas que cubrían la manifestación se escuchan voces que dicen "échale plomo (dispárale)", indicó la MUD en un comunicado e informó que el opositor no sufrió lesiones, aunque presenta signos de golpes en el rostro.

"Todo ocurrió ante la mirada impávida de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana presentes en el lugar", agregó el escrito.

Según líderes de la oposición, grupos oficialistas conocidos como "colectivos" son utilizados para intimidar y disolver manifestaciones de la oposición. Las autoridades han rechazado estos señalamientos y culpan a la oposición por la violencia en manifestaciones públicas.

La protesta fue convocada en rechazo al racionamiento eléctrico que comenzó aplicarse el lunes en 19 de los 24 estados para hacer frente a la sequía del embalse del Guri, que alimenta el mayor complejo hidroeléctrico del país. La capital venezolana quedó exceptuada del plan de racionamiento que incluye cortes eléctricos rotativos de cuatro horas diarias por 40 días.

Como parte de las acciones para enfrentar la crisis el gobierno también dispuso que los miércoles y jueves sean días no laborables para el sector público, con lo que jornada semanal se limita a sólo a lunes y martes debido a que los viernes ya habían sido declarados libres. Asimismo las autoridades decretaron no laborables los viernes para las escuelas de los niveles inicial, medio y básico.

El gobierno impuso desde febrero racionamientos en los centros comerciales, redujo las horas de trabajo en el sector público y decidió adelantar 30 minutos el huso horario a partir de mayo para bajar el consumo eléctrico.

A pesar de estas acciones no se ha logrado detener el descenso en el nivel de agua del Guri, que atiende cerca de 60% del consumo nacional.

Analistas y opositores estiman que las medidas adoptadas hasta el momento han sido insuficientes debido a que ha continuado el descenso del nivel del agua del Guri, que se ha visto afectado por el fenómeno del Niño, y persisten los problemas de generación eléctrica que atribuyen a un importante déficit en el sistema termoeléctrico.

Venezuela enfrenta desde hace seis años problemas en el servicio eléctrico como consecuencia de fuertes sequías, el aumento del consumo y el deterioro de las viejas instalaciones que el gobierno ha intentado compensar con millonarias inversiones y planes de emergencia. Los opositores y analistas estiman que parte de esas inversiones se perdieron por corrupción.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario