Associated Press 05 marzo 2016

"Varilla" de Dartmouth enlaza artefactos médicos con wi-fi

CONCORD, New Hampshire, EE.UU. (AP) — Los médicos podrán hacer un mejor seguimiento de sus pacientes con un simple ademán de un artefacto parecido a una varilla mágica que están creando en la Universidad de Dartmouth.

El prototipo, llamado "Wanda", es parte de un proyecto de varias universidades para hallar maneras de proteger el carácter confidencial de la relación médico-paciente a medida que la atención médica se desplaza de hospitales y consultorios al hogar. Otro objetivo crucial es la sencillez, dijo el creador de Wanda, el estudiante de posgrado Tim Pierson.

"Con frecuencia en el negocio de seguridad informática inventamos cosas que son súper seguras pero difíciles de utilizar, y la gente no las entiende", dijo. "Queremos crear algo que puedan usar mis padres y suegros".

He aquí cómo funcionaría Wanda: Un médico envía a un paciente a casa con un manguito para la presión arterial enlazado con Wi-Fi. En lugar de tener que ingresar una contraseña para conectar el monitor a una red Wi-Fi, el paciente simplemente apunta la varilla hacia el artefacto. Hecha la conexión, las lecturas de presión arterial son transmitidas al consultorio médico.

"En un hospital hay gente entrenada que puede configurar artefactos médicos, instalarlos y monitorearlos para asegurarse que funcionan", dijo Pierson. "Si vamos hacia un mundo de sensores fuera del hospital, nos preguntamos cuáles serían las dificultades para configurar estos artefactos en un hogar donde no hay expertos en tecnología o en una pequeña clínica con un par de médicos y enfermeras".

El prototipo consta de una regla con dos antenas sujetas a ella. Puede adquirir un nombre y contraseña al ser conectado a un enrutador Wi-Fi y luego se lo desconecta y apunta hacia el artefacto médico para conectarlo a la red. La contraseña es convertida a código binario —unos y ceros_, una antena transmite los paquetes de información que contienen los "unos" y la otra los "ceros".

Debido a que el artefacto médico está cerca de la varilla, puede distinguir de cuál antena vino cada paquete mediante la fuerza de la señal y puede reconstruir la información. Pero un hacker a mayor distancia no podría distinguirlos.

El proyecto de Pierson recibe parte de un subsidio de 10 millones de dólares a cinco años de la Fundación Nacional de Ciencias a las universidades de Dartmouth, Johns Hopkins, Illinois Urbana-Champaign, Michigan y Vanderbilt.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario