Deportes 08 septiembre 2016

US Open: ¿Podrá Djokovic jugar una semifinal completa?

NUEVA YORK (AP) — El rival de Novak Djokovic en las semifinales del Abierto de Estados Unidos, Gael Monfils, debería buscarse algún escondite seguro antes de que le toque jugar el viernes en el estadio Arthur Ashe.

Que no entrene muy fuerte. Que alguien le cargue el raquetero. Que sea muy cuidadoso al caminar por las calles de Manhattan.

Ha sido peligroso el que te toque enfrentar a Djokovic durante este torneo. El campeón vigente y máximo preclasificado ha tenido un camino despejado que no tiene precedentes, al desembarcar en las semifinales en Flushing Meadows. Solo ha disputado en totalidad dos de cinco partidos por culpa de lesiones de tres adversarios.

"Este Grand Slam ha sido único para mí", reconoció Djokovic, quien por décimo año seguido se clasificó a las semifinales del US Open. "Nunca había pasado algo así: tres retiros en el camino a las semifinales".

A nadie le ha pasado. Según la ATP, se trata de la primera vez en la era abierta que comenzó en 1968, que un hombre tuvo que convertir dos match points para llegar tan lejos en una de las cuatro grandes citas del tenis.

"Solo puedo desearle una rápida recuperación a todos mis oponentes", dijo Djokovic. "Es lo único que puedo hacer".

Cierto. No es su culpa. Pero no cabe duda de que es una ventaja el solo haber tenido que disputar un acumulado de 84 juegos, invirtiendo seis horas y medio.

Djokovic ganó un partido a cuatro sets en la primera ronda. Pero el rival de Djokovic en la segunda, Jiri Vesely, se retiró del torneo horas antes del partido por una lesión en el brazo izquierdo. El siguiente, Mikhail Youzhny, no pudo seguir tras seis juegos que tomaron 31 minutos por una lesión en la pierna izquierda.

Luego de una victoria de sets corridos ante Kyle Edmund en la cuarta ronda, Djokovic apenas tuvo que disputar dos sets y uno en los cuartos de final antes Jo-Wilfried Tsonga optó por retirarse por una molestia en la rodilla izquierda.

La segunda semifinal el viernes será protagonizada por el suizo Stan Wawrinka (3), campeón de dos grandes, y el japonés Kei Nishikori (6), el subcampeón de 2014 en Nueva York.

Todas estas lesiones no causan sorpresa. Es el noveno de una temporada que no da mucha tregua. El US Open es el último Grand Slam, después de todo.

El propio Djokovic arrastra molestias. Los dolores en la muñeca que le afectaron poco antes de los Juegos Olímpicos de Río a inicios de agosto, sucumbiendo en la primera ronda ahí y luego decidió bajarse del Masters de Cincinnati.

También hay algo que no anda bien — no lo ha precisado — con su brazo derecho, que ha recibido masajes durante la primera y cuarta rondas.

Así que su inusual andadura en el US Open ha sido algo que le ha beneficiado.

Cuando se le consultó si le preocupaba que la falta de rodaje en partidos competitivos esta dos semanas, Djokovic respondió con candor: "La verdad que no".

"La realidad es que en este momento de la temporada, considerando los problemas físicos que he tenido en el último mes, el último mes y medio, este era el escenario que necesitaba y deseaba", señaló.

Estas son malas noticias para el francés Monfils (10), quien ha perdido en cada una de las 12 veces que ha enfrentado a Djokovic. Monfils, que cumplió 30 años la semana pasada, disputará la segunda semifinal de Grand Slam en su carrera; la otra la perdió en el Abierto de Francia 2008.

Djokovic, en cambio, aspira a su 13ro título en un grande, con lo que se apartaría del empate que mantiene con Roy Emerson en el cuarto peldaño en la tabla histórica del tenis masculino, por detrás de los 17 de Roger Federer y los 14 de Pete Sampras y Rafael Nadal.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario