Associated Press 16 noviembre 2016

Universitarios protestan contra plan de deportación de Trump

En varias universidades de Estados Unidos, estudiantes marcharon el miércoles para exigir a directivos de las mismas que protejan a estudiantes y empleados contra una acción en materia de inmigración bajo una presidencia de Donald Trump.

Alentando a partidarios a través de redes sociales con el hashtag #SanctuaryCampus, los organizadores dijeron que se planearon acciones en más de 80 escuelas, incluido el Colegio Middlebury de Vermont, donde se reunieron aproximadamente 400 personas, y la Universidad Yale, donde estuvieron alrededor de 600 manifestantes.

Los estudiantes buscaron que sus escuelas les aseguraran que no compartirán su información personal con funcionarios de inmigración o permitirán la presencia de agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas en el campus.

"¿Se pueden imaginar el temor que infligiría en las instalaciones universitarias si se vuelve un hecho común que agentes del ICE caminen por ahí?", dijo en entrevista telefónica desde New Jersey Carlos Rojas, del grupo Movimiento Cosecha. "Sería aterrador".

Las acciones son la continuación de días de manifestaciones que han brotado en ciudades e instalaciones de escuelas secundarias después del triunfo de Trump en la elección presidencial la semana pasada. Las promesas de campaña del republicano incluyeron deportar a millones de personas que residen en el país sin permiso.

"Yo tengo mucho temor", comentó Miriam Zamudio, cuyos padres la trajeron a Estados Unidos ilegalmente de México cuando era niña. Zamudio hizo sus declaraciones antes de participar en una protesta en la Universidad Rutgers en New Jersey.

A ella le preocupa que la información familiar que proporcionó en su solicitud para que le concedieran la deportación aplazada ponga en riesgo a sus padres, quienes viven en el país sin permiso.

"No sabemos qué va a hacer Trump", dijo Zamudio vía telefónica. "No sabemos si va a exigir esta información, y nosotros queremos que nuestro gobierno y nuestra escuela nos apoyen".

Centenares de personas, principalmente alumnos de secundaria y universidad, se manifestaron frente a las oficinas federales en el centro de San Diego para protestar por la elección de Trump. Algunos portaban carteles y pancartas que decían "no somos delincuentes" y "hagamos a los racistas temerosos otra vez".

Personal y académicos en varias universidades han firmado peticiones en apoyo de convertir sus instalaciones en refugio para gente amenazada con deportación, o para cualquiera que enfrente discriminación.

"Estamos alarmados ante los insultos que están experimentando estudiantes y miembros de la comunidad en todo Estados Unidos después de la reciente elección", de acuerdo con la petición presentada a administradores en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

"Reportes de imitaciones grotescas de jóvenes con discapacidad, amenazas con ayudar a la deportación de estudiantes y sus familias, el uso nuevamente de la palabra 'N', agresiones sexuales contra mujeres jóvenes, intimidación a musulmanes y jóvenes LGBTQ+, reapariciones de suásticas, entre otros actos, indican las hostilidades que permean en nuestras instalaciones".

En la Universidad de Memphis, estudiantes cantaron "Dilo fuerte, dilo claro, los refugiados son bienvenidos aquí " y "No racistas, no KKK, no USA fascista", reportó el periódico The Commercial Appeal.

Luke Wilson, un estdudiante de 11mo grado, permaneció cerca con un cartel que decía "todos ustedes son unos bebés llorones".

Posiciones similares aparecieron en Twitter y otras redes sociales, al igual que mensajes de apoyo.

"Sabemos que habrá personas a favor y en contra", declaró Rojas. "Pero creo que nadie podría discutir es que una universidad y una escuela de estudios superiores tienen una responsabilidad moral con los estudiantes que pagan sus estudios y sólo quieren sentirse a salvo durante su educación".

El secretario de prensa del Departamento de Seguridad Nacional, Gillian Christensen, dijo que las actuales políticas del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) rigen las acciones en "lugares sensibles", que incluyen universidades y otras escuelas de estudios superiores.

"Las políticas de lugares sensibles del ICE y la CBP, que continúan en vigor, prevén que las acciones de vigilancia en lugares sensibles por lo general deben evitarse, y necesitan aprobación previa de un funcionario supervisor adecuado o si circunstancias urgentes ameritan un proceder inmediato", dijo Christensen en un correo electrónico.

___

Thompson informó desde Buffalo, Nueva York. Los periodistas de The Associated Press, Adrian Sainz, en Memphis, Tennessee; David Mercer, en Champaign, Illinois; Lisa Rathke, en Montpelier, Vermont; y Emily Judd, en New Haven, Connecticut, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario