Cuba 11 febrero 2017

Una opositora embarazada, la primera en recibir parole de EEUU tras el cierre migratorio

La opositora Aylín Cruz se convirtió en la primera cubana que recibe un permiso parole estadounidense desde que centenares de emigrantes quedaron varados del lado mexicano de la frontera por el fin de la política "pies secos/ pies mojados", informa Martí Noticias.

Cruz, de 30 años de edad y con 23 semanas de embarazo, decidió el viernes presentarse en el puesto fronterizo estadounidense entre Nuevo Laredo, México, y Laredo, Texas, para pedir asilo político. 10 horas después, recibió una autorización bajo palabra (parole) para permanecer en Estados Unidos y que un juez de Inmigración examine su caso.

Según Cruz, quien pertenecía en la Isla al Partido Republicano de Cuba, la guardia fronteriza estadounidense le advirtió insistentemente que corre "mucho riesgo de ser deportada" y le explicó detalladamente su situación, incluida la posibilidad de ser enviada a un centro de detención mientras se fijaba su audiencia ante el juez.

La activista dijo que los agentes de frontera querían saber qué argumentos tiene para considerar su caso diferente al de los 600 cubanos varados en Nuevo Laredo y que también buscan entrar a Estados Unidos.

"Les dije que puede que todos estamos en contra del mal Gobierno de Cuba, pero quizás corremos más peligro quienes lo hemos manifestado", relató Cruz al periodista Ricardo Quintana.

"Me preguntaron si tenía miedo a regresar a mi país. Les dije que sí (…) que temía por mí y por la vida de mi bebé; que anteriormente me habían dado golpes y eso no me pudo silenciar, pero temo mucho" que agentes del régimen "me puedan sacar a mi bebé a patadas", añadió.

"Me aclararon que si yo no podía probar mi persecución política en Cuba, si no podía probar mi temor de regresar a Cuba, automáticamente me pueden deportar", indicó.

Cruz dijo que los funcionarios migratorios le explicaron que el parole le permite moverse libremente dentro de Estados Unidos, pero si sale del país antes de su audiencia migratoria el proceso se anulará en su totalidad y no podrá volver a entrar.

La emigrante, que ha servido de portavoz de los cubanos que están en Nuevo Laredo, dijo que seguirá abogando por ellos.

"Son unos luchadores, unos guerreros (…) todos tenemos una historia triste que contar, la frustración del sueño de libertad", dijo, porque "todo el que nace en Cuba lo hace con un grillete atado al pie".

"No hagan nada imprudente (…) hagan las cosas pacíficamente", les pidió. Expresó esperanza en una "salida humanitaria" y en que los congresistas cubanoamericanos realicen gestiones a favor de los varados.

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario