Entretenimiento 25 octubre 2016

Una Lady Gaga despojada y emotiva cobra vida en "Joanne"

NUEVA YORK (AP) — Son la 1:30 de la madrugada y Lady Gaga está al borde de las lágrimas.

El nuevo álbum de la estrella pop salió hace apenas 90 minutos y acaba de celebrarlo con dos actuaciones: primero adentro del bar de Nueva York donde solía cantar cuando era una adolescente sin contrato discográfico, luego sobre el techo del mismo recinto ante admiradores fervientes que la aguardaban afuera.

Muchas cosas han pasado para llegar a este momento: lidió con el recordatorio constante de que "ARTPOP" de 2013 no igualó el éxito de sus álbumes previos; se separó de su manager; y anunció que ella y su prometido, el actor Taylor Kinney, se estaban tomando un descanso de su relación.

Pero desde "ARTPOP", obtuvo su sexto premio Grammy por su disco de jazz con Tony Bennett; actuó en los Oscar, dos veces, y fue nominada a mejor canción original; ganó un Globo de Oro por su papel en "American Horror Story"; y recibió grandes elogios por su interpretación del himno nacional estadounidense este año en el Super Bowl.

Sentada adentro de su tráiler estacionado afuera del bar The Bitter End, Gaga habla con ojos lagrimosos de su nuevo sonido para "Joanne", una aventura rock-pop-country que la aleja del pop electrónico que la convirtió en una superestrella de fama mundial.

"Sí. Quiero decir, he cambiado mucho. He sanado mucho. Punto", dijo. "Pero yo siento que sería muy extraño oír mi música, o la música de cualquiera en realidad, y no percibir cambio. Yo cambio mucho, simplemente así soy. Y seguiré siendo de ese (palabrota) modo".

"Soy la más feliz cuando soy yo misma y siempre se lo he dicho a mis fans. Y adivina qué, ellos me ayudan a hacer eso realidad", añadió.

"Joanne", que salió a la venta el viernes, se embarca en nuevo territorio con la voz de Gaga como elemento central. "No hay auto-tune de ningún tipo en mi voz. Ni una vez", dijo la cantante.

Comenzó a escribir el nuevo material hace dos años, y este año en el Super Bowl le dio a Mark Ronson un demo de algunas canciones (él se encontraba ahí para interpretar "Uptown Funk" con Bruno Mars).

"Me dijo, 'sé que puedes escribir canciones maravillosas, (pero) ... ¿de qué TIENES que escribir? Eso es lo que quiero que escribas''', recordó.

El resultado son canciones más emotivas en comparación con sus éxitos del pasado, con temas que van desde su vida amorosa hasta la lucha de su amiga con un cáncer (el bonus track "Grigio Girls") y su tía Joanne, quien murió de lupus antes que Gaga naciera (Joanne es también el segundo nombre de la cantante). El último corte del disco, "Angel Down", es sobre Trayvon Martin.

"Fue realmente difícil", dijo sobre escribir canciones personales. "Pero lo mejor que pude hacer fue ir a ese lugar, porque una vez que uno está ahí no puede ser más oscuro, nada más hay que ver hacia adentro y lo que es, es. Y entonces uno se levanta y sigue adelante".

"Sinner's Prayer" suena como una canción de un western, con letras como "Escucha las oraciones de mi pecador/Yo soy lo que soy/Y no quiero romperle el corazón a ningún otro hombre más que a ti". Otras pueden ser sobre la relación amorosa de Gaga: "Million Reasons" trata sobre una relación deteriorada, y en el primer sencillo, "Perfect Illusion", canta "Todavía siento el golpe/Pero al menos ahora sé/Que no era amor, no era amor/Era una perfecta ilusión".

"Este álbum trata sobre ser fuerte", expresó. "Mi papá era fuerte, perdió a su hermana de la nada, tú sabes. Mi abuela perdió a su hija de la nada. Mi otra abuela se crió sola. Vengo de una larga tradición familiar de personas fuertes y ... quise escribir un disco que le recordara a la gente que no importa si tienen una ilusión perfecta de mí, probablemente me parezco mucho a ustedes".

Para el álbum Gaga contó con algunos músicos respetados que la ayudaron a moldear su sonido, incluyendo su frecuente colaborador RedOne, Josh Homme de Queen of the Stone Age, Beck, Florence Welch y Jeff Bhasker, quien ganó este año el Grammy al mejor productor. Ronson lideró al equipo como productor ejecutivo y coescribió todas las canciones con Gaga.

"No soy Calvin Harris ni ningún genio de la música dance ni nada, pero creo que la razón por la cual me pidió que trabajara en este disco con ella probablemente es que buscaba hacer algo que se alejara de lo que había hecho en el pasado", dijo Ronson, quien también llegó a trabajar con Amy Winehouse.

"Puedo disfrutar de un tema pop verdaderamente grande que no habla de nada también; fui DJ y toqué ese tipo de canciones en el club 22 años. Pero creo que tan pronto me di cuenta de que ella tenía tantas historias que contar ... que iban a poder llenar un álbum, ... me pareció un lugar realmente maravilloso al que ir", añadió.

Algunos no han aceptado el nuevo sonido de Gaga. El New York Times dijo que el álbum "hurga en busca de inspiración" y The Chainsmokers y Patrick Carney de Black Keys desestimaron "Perfect Illusion", que alcanzó la posición No. 15 de la lista Hot 100 de Billboard.

"Ella se ganó el derecho de experimentar y hacer las cosas de un modo diferente", dijo John Janick, el presidente de Interscope Records, donde Gaga debutó como cantante de dance en el 2008. "No suena como todo lo demás en la radio, pero lo tomamos como un desafío para decir 'queremos cambiar la cultura, queremos que el mundo se mueva hacia ella y no hacia todos los demás".

Gaga ha presentado las nuevas canciones en pequeños ambientes como parte de su gira Dive Bar Tour with Bud Light. Interpretará los temas en un escenario mucho más grande el próximo año, cuando encabece el espectáculo del medio tiempo del Super Bowl.

"Honestamente pienso que conmigo siempre es un reto, de uno a otro álbum, porque siempre estoy cambiando y nunca había hecho un disco como este. Así que no sé si todo el mundo está esperando que yo haga eso, pero sería más fácil si todos recibieran el memo", dijo Gaga.

_____

En Internet:

http://www.ladygaga.com/

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario