Deportes 10 junio 2016

Una Francia sin miedo pone en marcha la Eurocopa

SAINT-DENIS, Francia (AP) — A las afueras del Stade de France, una actitud desafiante y la expectativa imperaba entre la muchedumbre que acudía al escenario donde el viernes se puso en marcha la Eurocopa, bajo un cordón de seguridad apretado al máximo.

Francia inauguró la 15ta edición de la máxima cita del fútbol europeo con una victoria 2-1 ante Rumania, apenas siete meses después de que el estadio nacional fuera blanco de atacantes suicidas cuando su selección enfrentaba a Alemania.

Un individuo murió tras uno de los estallidos fuera del estadio, en lo que fue el inicio de una oleada de atentados terroristas que dejaron 130 muertos en la capital francesa en aquella noche del 13 de noviembre. El país ha permanecido en estado de emergencia desde entonces, sometiéndose a una movilización sin precedentes de sus fuerzas de seguridad al recibir a más de un millón de aficionados del fútbol durante el mes de duración que abarcar el torneo.

"Teníamos que estar aquí. De lo contrario, ellos se salen con la suya", dijo Jean-Francois Hamon, un hincha francés que acudió al estadio junto a su hijo Paul, de ocho años de edad, y su sobrino Charles, de 16, para demostrar que vivir con miedo no significa sino capitular.

Tras llegar con cuatro horas de anticipación al saque inicial previsto para las 9 de la noche, los tres esperaron afuera del estadio y en el mismo sitio donde uno de los tres atacantes suicidas hizo detonar un cinturón. Las marcas dejadas por los explosivos aún son visibles".

El agente de seguridad Samuel Leclercq fue uno de los 90.000 integrantes del dispositivo que incluye a policías, soldados y empleados privados con el fin de salvaguardar la cita deportiva de mayor magnitud que alberga Francia desde la Copa del Mundo de 1998.

"Ese día pudimos ver el miedo en las miradas de las gente", dijo Leclercq, al recordar los ataques del 13 de noviembre. "Me tocó ver a un padre abrazar a su hija, y estaba realmente aterrado. Ahora podemos mirar a la gente, sondear su actitud y detectar el que levante sospechas de inmediato".

Pero los fanáticos del fútbol no se han dejado intimidar ante la amenaza terrorista, atreviéndose a hacer el viaje a Francia para la primera Eurocopa con 24 selecciones, un cartel de 51 partidos repartidos en 10 estadios.

"Vivimos en un país libre y aquí estamos para estar en una fiesta y nadie no los va a impedir hacerlo", dijo Dominik Kovacic, hincha de la selección gala. "Aquí queremos tener un momento de esparcimiento".

Una colorida ceremonia de inauguración, con bailarinas y artistas que evocaron las revistas burlesque y el vaudeville francés hizo vibrar el anocher en el recinto situado en el suburbio de Saint-Denis, en el norte de París. Además, plantado en el círculo central, el DJ francés David Guetta animó con un popurrí de sus grandes éxitos.

La presencia policial fue numerosa y visible en casi cada rincón en los alrededores de la estación de tren y en las calles adyacentes al estadio. Un agente de la policía observaba mientras cargaba un fusil, mientras que detrás suyo estaban aparcados varias camionetas de color blanco de la fuerza anti disturbios.

Se percibía un ambiente de calma, con varios de los agentes armados aceptando sacarse fotos con los aficionados.

El operativo de seguridad no pareció incomodar a un hincha que vino desde Myanmar pasar unos días en la Euro 2016.

"Está bien porque es para nuestra seguridad", dijo Kyaw Zaw Han, de 35 años. "Me siento seguro... esto es una gran emoción".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario