Mundo 04 abril 2016

Un vistazo a las cuentas extranjeras en escándalo financiero

TOKIO (AP) — Una investigación publicada por una coalición internacional de más de 100 medios, basada en 11,5 millones de documentos sobre cuentas registradas en zonas de bajos impuestos, detalla cómo los políticos, celebridades y otras personas conocidas utilizan bancos, firmas legales y empresas fachadas en paraísos fiscales para ocultar sus activos.

El Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo, una organización sin ánimo de lucro con sede en Washington, indicó que una fuente anónima había proporcionado documentos internos del bufete panameño Mossack Fonseca, una de las empresas líderes en la creación de compañías fachada. Ramón Fonseca, cofundador de la entidad, dijo que los documentos se habían obtenido de forma ilegal con un ataque informático, pero confirmó que muchos eran reales. Fonseca negó que la empresa hubiera cometido cualquier irregularidad.

A continuación, un vistazo a las cuentas de ultramar y cómo se utilizan.

¿QUE SON LAS CUENTAS DE ULTRAMAR?

Las cuentas ultramar —también conocidas como 'offshore'— y otras operaciones financieras en países extranjeros pueden utilizarse para evitar la supervisión regulatoria u obligaciones fiscales. A menudo, empresas o individuos utilizan empresas fechadas, formadas en principio sin activos ni operaciones significativos, para ocultar la propiedad u otra información sobre los fondos implicados.

¿DONDE ESTAN LA MAYORIA DE LAS CUENTAS DE ULTRAMAR?

Hay más de una docena de países pequeños, como Panamá, Islas Caimán y Bermudas, con bajos impuestos y que se especializan en gestionar servicios para negocios e inversiones de empresas no residentes.

USOS LEGITIMOS DE LAS CUENTAS DE ULTRAMAR:

Se pueden formar compañías o fondos en estos territorios con fines legítimos, como finanzas corporativas, fusiones y adquisiciones y planificación estatal o fiscal, según la Financial Action Task Force, un grupo supervisor que monitorea el lavado de dinero a nivel global.

USOS ILEGITIMOS DE LAS CUENTAS DE ULTRAMAR:

Las empresas fachada y otras entidades pueden ser aprovechadas por terroristas o por otras personas implicadas en crímenes internacionales y financieros para ocultar las fuentes de los fondos y su propiedad. El Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo (ICIJ, por sus siglas en inglés) señaló que los archivos de Mossack Fonseca incluyen información sobre 214.488 entidades offshore relacionadas con 14.153 clientes en 200 países y territorios.

ESFUERZOS POR PERSEGUIR LOS PARAISOS FISCALES:

La Financial Action Task Force y otras agencias regulatorias publican informes para identificar los puntos flacos de la lucha contra el lavado de dinero y de las operaciones contra las redes financiamiento de terrorismo en países y territorios específicos. Los profesionales legales y financieros reciben formación sobre cómo identificar posibles infracciones, ya que en algunos casos abogados y banqueros no saben que están gestionando transacciones ilegales. La UE ha redoblado sus esfuerzos por perseguir la evasión fiscal de las corporaciones multinacionales.

ESCANDALOS PASADOS SOBRE CUENTAS EN EL EXTRANJERO:

Las leyes de secreto bancario tienden a ocultar las operaciones financieras en el extranjero. Pero la revelación de otros documentos filtrados por el ICIJ y otras organizaciones a finales de 2014 llamó la atención sobre las ventajas fiscales ofrecidas por el pequeño país europeo a empresas multinacionales e individuos súper ricos. En la década de 1980 se descubrió que el Banco de Crédito y Comercio Internacional, una entidad internacional fundada por un financiero paquistaní, había participado en un programa a gran escala de lavado de dinero y otros negocios financieros ilegales.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario