EEUU 14 agosto 2016

Trump vuelve a criticar a los medios, no a Clinton

WASHINGTON (AP) — La campaña de Donald Trump arremetió de nuevo el domingo contra los medios de comunicación, responsabilizando a la prensa "repugnante" por una semana de distracciones en un momento en que los republicanos lo han exhortado —nuevamente— a que se enfoque en su rival demócrata Hillary Clinton.

El candidato presidencial republicano tendrá el lunes una nueva oportunidad de recomenzar cuando se prevé que anuncie su plan para vencer a lo que su compañero de fórmula Mike Pence llamó el domingo "terrorismo radical islámico", dando "detalles específicos" sobre cómo hacer más seguro a Estados Unidos.

Pero Trump preparó el terreno para ese discurso con una serie de quejas por la semana desastrosa más reciente de cobertura noticiosa hacia él y los reportes de caos en su campaña. Lo que no tuvo nada que ver en ello, insinuó el magnate, fueron sus afirmaciones de que los simpatizantes de portar armas podrían "hacer algo" si es que Clinton sale electa presidenta y nomina jueces liberales, ni su insistencia en la falsedad de que el presidente Barack "Obama fundó" al grupo extremista Estado Islámico.

"Si los medios de comunicación repugnantes y corruptos me cubrieran honestamente y no trataran de poner falsos significados a las palabras que digo, estaría ganándole a Hillary por 20%", tuiteó antes del mediodía. A ese tuit le siguió el siguiente: "Los medios no cubren apropiadamente mis mítines. Nunca hablan del mensaje real y nunca muestran el entusiasmo ni el tamaño de las multitudes". Para media tarde, sus tuits en contra de los medios ya sumaban media docena.

Fue el más reciente de una serie de reconocimientos implícitos que hace el nominado presidencial republicano de que no está ganando y que, de hecho, podría perder por un gran margen de diferencia ante Clinton en noviembre. En todo el ámbito político están surgiendo señales de que el coqueteo de Trump con la presidencia por más de un año está en peligro de no avanzar mucho más lejos.

Luego de que ha cometido error tras error, más republicanos han dicho públicamente que no lo apoyarán. Carlos Gutierrez, secretario de Comercio en el gobierno del presidente George W. Bush, anunció el domingo que respalda a Clinton. Entre tanto, líderes republicanos en Washington y en los estados más competitivos han comenzado a contemplar abiertamente la posibilidad de dar la espalda a su nominado presidencial y, en vez de eso, poner su dinero y esfuerzo en candidatos del partido a ambas cámaras del Congreso.

Para frustración de los republicanos, los errores de Trump han opacado las noticias difíciles para Clinton: La reciente divulgación de 44 mensajes de correo electrónico mientras fue secretaria de Estado. Dichos mensajes se hicieron públicos el martes y mostraron cómo interactuó con cabilderos, donantes políticos y de la Fundación Clinton, e intereses comerciales mientras ejerció ese puesto.

El periódico The New York Times destacó el domingo una cultura de crisis dentro de la campaña de Trump.

Eso fue lo que generó los tuits del multimillonario el domingo por la mañana. Calificó el reporte de "ficción" y reiteró que él no va a cambiar una campaña que dice tiene una fórmula ganadora.

"Yo soy quien soy", tuiteó.

___

Laurie Kellman está en Twitter como: http://www.twitter.com/APLaurieKellman

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario