Mundo 19 agosto 2016

Trump visita zona afectada por inundación en Louisiana

DENHAM SPRINGS, Luisiana, EE.UU. (AP) — Donald Trump y su compañero de fórmula Mike Pence visitaron el viernes una zona afectada por las inundaciones en el sur de Louisiana para inspeccionar los daños del desastre, que dejó 13 muertos y miles de damnificados en la región.

Trump fue recibido con entusiasmo por habitantes agotados y frustrados que daban inicio al arduo proceso de reconstruir sus vidas después de que un torrente de unos 60 centímetros (dos pies) de lluvia inundara la parte sur del estado.

En la ciudad de Denham Springs, donde el interior de las casas estaban ahora afuera, en los jardines frontales, Trump saludó de mano a varios residentes que lo aclamaron a su llegada al lugar.

"Estamos contentos de que no esté jugando golf en Martha's Vineyard", dijo una mujer a Trump, en una crítica indirecta contra el presidente Barack Obama, quien está de vacaciones.

"Ese alguien está así, está ahí y no debería estar", afirmó Trump.

En declaraciones previas a la prensa, el magnate dijo creer que el presidente debía estar aquí, y se sumó a los los habitantes y el periódico The Advocate que exigían que el mandatario interrumpiera sus vacaciones de dos semanas para que visitara la zona.

Sin embargo, el gobernador demócrata John Bel Edwards afirmó que él prefería que Obama posponga la visita porque proveerle seguridad podría limitar los recursos policiales ya movilizados.

La Casa Blanca dijo el viernes en la tarde que Obama viajaría el martes a Louisiana.

Trump se apartó de su estilo, en el que evitaba el tipo de interacciones íntimas y no planificadas que fortalecen las campañas de la mayoría de los candidatos en la fase preliminar del proceso interno para elegir a un candidato presidencial.

La campaña de Trump ha estado dominada por declaraciones escandalosas, insultos y controversias, pero el viernes visitó a habitantes y voluntarios, estampó su autógrafo y ayudo brevemente a descargar un camión con suministros para las víctimas del desastre.

Entre sus escalas, Trump visitó la casa inundada de Jimmy y Olive Morgan, en Denham Springs, donde las aguas continuaban siendo desalojadas y equipo de cómputo mojado era retirado en carretillas.

Un sillón, una silla y muebles de un dormitorio, todos estropeados, estaban amontonados en el jardín.

"Pasé mi cumpleaños en el tejado", dijo Jimmy Morgan, que cumplió 79 años el día en el que se inundó su casa.

Cuando Trump le preguntó si reconstruiría el lugar, Jimmy Morgan contestó: "Simplemente no sé qué es lo que haremos".

Trump, que abrazó a Jimmy Morgan y su esposa, les dijo: "Ustedes reconstruirán, el lugar quedará muy hermoso".

Poco después de su llegada, la caravana de Trump recorrió una de las comunidades más afectadas, Central, en el distrito de East Baton Rouge, donde había pilas de pedazos de alfombras, fragmentos de pisos de madera, muebles y otros objetos.

Las personas que limpiaban sus casas en ese momento salieron para saludar la caravana con las manos cubiertas con guantes sucios.

___

El periodista de The Associated Press, Jill Colvin, contribuyó a este despacho desde Charlotte, North Carolina.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario