EEUU 05 julio 2016

Trump ve "ridículas" las críticas contra uno de sus tuits

WASHINGTON (AP) — Donald Trump considera "ridículo" que el equipo de campaña de Hillary Clinton presente como antisemita un tuit suyo contra la precandidata en el que se ve la cara de la demócrata al lado de lo que parece ser una Estrella de David sobre una pila de dólares.

En un comunicado emitido el lunes en la noche por su equipo, el virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos dejó entrever que Clinton y sus aliados pretenden aprovechar la controversia para desviar la atención de los problemas surgidos recientemente en la campaña de su rival demócrata.

El magnate afirmó que en el tuit aparecía "una estrella elemental, a menudo utilizada por los jefes policiales que combaten a delincuentes y conductas criminales" como parte de un esfuerzo para comunicar que la "deshonesta Hillary es la aspirante presidencial más corrupta que haya existido".

Las declaraciones de Trump son las más amplias sobre el asunto desde que el sábado difundió la imagen en su cuenta oficial en Twitter, en un mensaje que luego borró ante la polémica suscitada por sus posibles connotaciones antisemitas.

Trump difundió después en su cuenta una nueva versión de la misma imagen, pero con un círculo en lugar de la estrella de seis puntas.

Refiriéndose a los orígenes del tuit por primera vez, Dan Scavino, director de redes sociales para la campaña de Trump, dijo en un comunicado colocado el lunes en la página del magnate en Facebook que lo tomó de una cuenta de Twitter opuesta a Clinton y que nunca pretendió ofender a nadie.

"La gráfica en las redes sociales utilizada este fin de semana no fue creada por la campaña ni fue obtenida de un sitio antisemita. Fue tomada de un usuario de Twitter opuesto a Hillary donde aparecen incontables imágenes", escribió.

Dijo que la estrella, a la que describió como la placa de un jefe de policía, "encajaba con el tema de Hillary corrupta y es por eso que la elegí".

"Como director de redes sociales para esta campaña, nunca ofendería a nadie y por lo tanto escogí retirar la imagen", agregó.

La cuenta @FishBoneHead1, que ya ha sido eliminada y parece que publicó la imagen por primera vez, contenía una serie de memes contra Clinton, así como otras imágenes provocativas y ofensivas. La imagen también había aparecido en un tablero de mensajes de supremacistas blancos lleno de textos antisemitas.

Scavino no respondió a una pregunta sobre si @FishBoneHead1 era la cuenta de Twitter "antiHillary" a la que él se refería.

Jonathan Greenblatt, director general de la Liga Contra la Difamación, dijo que el intento de Trump por intentar tranquilizar a quienes se molestaron con el tuit "se sitúa en algún punto entre lo absurdo y lo ofensivo".

"Este no es un tema de la izquierda o de la derecha", señaló. "No se trata de un asunto demócrata ni republicano. Es un asunto de sentido común".

"Sería apropiado y oportuno que el virtual candidato republicano a la Casa Blanca diga inequívocamente 'no quiero tener nada que ver con estas ideas'" y que afirme que "el odio no tiene cabida en hacer grande a Estados Unidos otra vez".

Horas antes el lunes, Sarah Bard, directora de la campaña de Clinton para buscar el voto judío, dijo en un comunicado que "el uso por parte de Trump de una imagen claramente antisemita tomada de sitios racistas en línea para promover su campaña" forma parte de un patrón de él.

"Ahora, no sólo evita disculparse por ello, sino que está lanzando mentiras y culpando a otros", añadió. "Trump debería estar condenando el odio, no ofreciendo más comportamiento y una retórica de campaña que atrae a extremistas".

En su declaración, Trump acusó al equipo de campaña de Clinton de aprovechar el tuit en un intento por "desviar la atención de la conducta deshonesta de ella y de su esposo".

Trump mencionó los "correos electrónicos perdidos" de la aspirante y la súbita reunión que Bill Clinton tuvo con la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, cuya agencia supervisa la investigación sobre el uso de la precandidata de un servidor privado para manejar su correspondencia electrónica cuando fue secretaria de Estado.

Desde hace tiempo Trump ha profesado su apoyo a Israel y su hija se convirtió al judaísmo antes de casarse. Pero el empresario ya ha sido objeto de escrutinio por retuitear repetidamente mensajes desde cuentas de supremacistas blancos y por no haber renunciado de inmediato al apoyo que le expresó David Duke, exlíder del Ku Klux Klan.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario