Associated Press 30 marzo 2016

Trump se retracta sobre castigar a mujeres que aborten

GREEN BAY, Wisconsin, EE.UU. (AP) — El precandidato presidencial republicano Donald Trump dijo el miércoles que las mujeres que aborten deberían recibir "algún tipo de castigo" si alguna vez se prohíbe esa práctica, lo que generó indignación de activistas de ambas partes del controvertido asunto.

A las pocas horas, la campaña de Trump intentó retractarse de sus comentarios en dos comunicados por separado, en los que señaló que el empresario cree que los proveedores de abortos, y no los pacientes, son los que deberían ser penalizados.

"Mi postura no ha cambiado", argumentó Trump en ambos comunicados. "Al igual que Ronald Reagan, estoy a favor de la vida sin excepciones".

Las declaraciones originales de Trump respecto al aborto las emitió en una entrevista con Chris Matthews de MSNBC durante un evento el miércoles en Green Bay, Wisconsin, que se transmitiría por la noche. El presentador le preguntó al magnate si cree que se debe prohibir el aborto.

Luego de un prolongado intercambio de opiniones, Trump dijo: "se debe prohibir" el aborto y "debe haber algún tipo de castigo" para las mujeres que violen dichas restricciones.

Presionado por Matthews para detallar la naturaleza del castigo, el empresario respondió: "No he determinado qué sanción debería aplicarse".

Trump también insinuó que, en caso de que el aborto se prohíba, las mujeres podrían seguir sometiéndose al procedimiento en "lugares clandestinos".

"Sabes que irás de regreso a una posición como la que había antes, de que las personas tal vez acudan a lugares ilegales", dijo.

Las declaraciones de Trump fueron fuertemente criticadas por los defensores del aborto, pero también inquietaron a activistas que se oponen al mismo, los cuales indicaron que los comentarios van en contra de los esfuerzos por mostrar empatía con las mujeres que contemplan si someterse o no al procedimiento.

"En ningún contexto hemos defendido nunca que se castigue a las mujeres que se someten a un aborto", dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo nacional antiaborto Susan B. Anthony List.

"Como una persona que se pasó al movimiento pro-vida, el señor Trump ve la verdad de los horrores del aborto, la destrucción de una vida humana inocente", dijo Dannenfelser. "Pero seamos claros: el castigo es únicamente para la persona que lo realiza y obtiene ingresos por la destrucción de una vida y las graves lesiones que genera en otra".

The March for Life, que organiza eventos antiaborto en Washington cada mes de enero, escribió en Twitter: "Ninguna persona a favor de la vida querría castigar jamás a una mujer que eligió el aborto. Eso va en contra de la naturaleza de lo que intentamos defender".

Cuando se le pidió clarificar su postura, la campaña de Trump difundió un comunicado inicial en donde se indica que cree que el asunto debe depender de los gobiernos estatales.

Pero a medida que se incrementó la indignación de ambas partes, la campaña de Trump emitió un segundo comunicado en el que rechazó la idea de que una mujer enfrente repercusiones por someterse a un aborto ilegal.

"Si el Congreso llegara a aprobar una legislación que prohibiera el aborto y las cortes federales respaldaran dicha legislación, o si un estado prohibiera un aborto bajo leyes estatales y federales, el doctor o cualquier otra persona que realice este acto ilegal en una mujer debe ser responsabilizado, no la mujer", dijo Trump. "La mujer, y la vida que lleva en su vientre, son las víctimas en este caso".

___

Colvin reportó desde Appleton, Wisconsin. El periodista de The Associated Press David Crary contribuyó con este despacho desde Nueva York.

___

Todd Richmond y Jill Colvin están en Twitter como: https://twitter.com/trichmond1 y http://twitter.com/colvinj

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario