Associated Press 08 octubre 2016

Trump rechaza llamados a abandonar contienda

NEW YORK (AP) — En tono desafiante, Donald Trump insistió el sábado en que él "nunca" abandonará su candidatura a la Casa Blanca, enfrentando crecientes críticas de líderes republicanos en todo el país que le pidieron que renunciase luego de la revelación de sus comentarios groseros sobre mujeres en un video del 2005.

Republicanos desde Utah hasta Alabama y New Hampshire están dando la espalda al nominado del partido, que ha enfrentado críticas republicanas desde hace tiempo, pero nunca tan masivas y contundentes. La frustración se volvió pánico en las filas del partido, en momentos en que varios estados están realizando votaciones adelantadas y cuando falta apenas un mes para las elecciones.

"Tan decepcionada como he estado por sus comentarios durante la campaña, yo pensé que respaldar al nominado era lo mejor para nuestro país y nuestro partido", dijo la representante republicana por Alabama Martha Roby en una declaración. "Ahora, está sumamente claro que lo mejor para nuestro país y nuestro partido es que Trump se haga a un lado y permita que un republicano responsable sea el candidato".

Trump fue criticado por su propio compañero de fórmula, el gobernador de Indiana Mike Pence, quien dijo que estaba "ofendido por las palabras de Trump en el video.

"Como esposo y como padre, me ofendieron las palabras y las acciones descritas por Donald Trump en el video dado a conocer ayer", dijo Pence el sábado en una declaración.

"No condono sus declaraciones ni puedo defenderlas. Me siento agradecido de que él haya expresado remordimiento y se haya disculpado con el pueblo estadounidense", agregó.

"Oramos por la familia de él", dijo Pence en un comunicado después de que cancelara una presentación en Wisconsin prevista con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus. Ryan y Priebus censuraron el día anterior las declaraciones del magnate pero se abstuvieron de retirarle el apoyo en forma conjunta.

El escándalo supone una enorme presión para los intentos de Trump de apaciguar una crisis que con seguridad alcanzará el debate del domingo en la noche entre ambos contrincantes presidenciales.

Pero incluso a medida que las secuelas del audio del video profundizaban las fracturas en un partido ya dividido por la postulación del magnate, muchos mantenían su lealtad al candidato, quien es ajeno a las filas convencionales de esa fuerza política.

La electora de Wisconsin, Jean Stanley, llevaba puesta una camiseta que decía "Las mujeres de Wisconsin aman a Trump" y describió a Ryan como un "traidor" por censurar las declaraciones del candidato.

"Es un verdadero ser humano", afirmó Stanley en referencia al empresario neoyorquino. Stanley estaba rodeada de simpatizantes de Trump en una reunión en Wisconsin donde el candidato tenía programado una presentación antes de la difusión del controvertido audio.

Varios republicanos que quieren la renuncia de Trump han dicho que Pence debería tomar su lugar.

Trump, no obstante, dijo que no cedería la nominación republicana bajo ninguna circunstancia. El candidato presidencial republicano le dijo el sábado a The Washington Post: "Nunca he renunciado. Nunca me he retirado de nada en mi vida".

En una disculpa en video, Trump declaró: "Me equivoqué y pido disculpas", tras ser visto en un video del 2005 alardeando sobre manosear a mujeres. Desafiantemente, el empresario dijo que las revelaciones no son más que "una distracción" de hace una década y dijo que proseguiría su campaña presidencial, argumentando que Hillary Clinton ha cometido peores crímenes contra mujeres.

"He dicho algunas cosas tontas", dijo Trump en un video colocado en su página en Facebook el sábado. "Pero hay una gran diferencia entre las palabras y las acciones de otras personas. Bill Clinton ha abusado de mujeres y Hillary ha hostigado, atacado y avergonzado a sus víctimas".

Las nuevas revelaciones han resultado un punto de viraje para muchos republicanos leales, y ha forzado a algunos candidatos vulnerables del partido a responder una difícil pregunta: ¿Votarán por él?

La respuesta fue No para un creciente número de senadores.

La senadora republicana de New Hampshire Kelly Ayotte dice que va a retirar su respaldo a Donald Trump y planea escribir en las boletas en su lugar al candidato vicepresidencial Mike Pence.

Ayotte dijo en una declaración que ella no puede respaldar a un candidato "que alardea sobre degradar y agredir a mujeres".

Ayotte está en una de las contiendas senatoriales más disputadas en el país. Su rival, la gobernadora Maggie Hassan, la ha vinculado con Trump durante la campaña.

El senador de Dakota del Sur, miembro del equipo de liderato republicano en la cámara alta, expresó una fuerte crítica: "Donald Trump debe retirarse y Mike Pence debe ser nuestro nominado inmediatamente".

El representante Bradley Byrne pidió a Donald Trump que abandone su candidatura presidencial.

El republicano de Alabama dijo que los crudos comentarios grabados de Trump sobre mujeres son "espantosos". Byrne añadió que "Trump no es apto para la presidencia de Estados Unidos y no puede derrotar a Hillary Clinton".

___

Peoples reportó desde Washington. Los periodistas de la Associated Jonathan Lemire en Nueva York, Bill Barrow en Atlanta, Julie Bykowicz en Washington, Julie Pace en Syracuse, Nueva York, y Scott Bauer en Elkhorn, Wisconsin, contribuyeron a este despacho.

___

Steve Peoples está en http://twitter.com/sppeoples y Jill Colvin en http://twitter.com/colvinj

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario