EEUU 13 noviembre 2016

Trump podría transformar la agenda de la Corte Suprema

WASHINGTON (AP) — Incluso antes que Donald Trump escoja un nominado a la Corte Suprema, el nuevo presidente puede dar pasos para que desaparezcan varios casos contenciosos ante el tribunal. Sin necesidad de intervención alguna del Congreso, pudieran verse afectadas varias impugnaciones, que incluyen inmigración, cambios climáticos, contraconceptivos gratis y derechos de las personas transgénero.

Los casos se refieren a políticas del gobierno de Barack Obama que dependen de la pluma presidencial, regulaciones o decisiones de agencias federales. También lo que un gobierno puede hacer el otro puede deshacer.

No es raro que el legajo de la corte cambie cuando un partido remplaza a otro en la Casa Blanca. Ese cambio de dirección es magnificado por el puesto en la Corte Suprema que Trump tendrá la oportunidad de cubrir luego que los republicanos en el Senado se negaran a considerar la nominación por Obama del juez Merrick Garland.

"Estábamos esperando una mayoría progresista en la Corte Suprema. Tras los resultados de las elecciones, existe una nueva realidad", dijo Elizabeth Wydra, presidenta del liberal Centro de Responsabilidad Constitucional.

La Corte Suprema está lista ya para considerar un caso sobre un adolescente transgénero que nació femenino, pero se identifica como masculino y quiere usar el lavatorio de varones en su escuela secundaria. Cuando la corte federal de apelaciones en Richmond falló en favor del estudiante Gavin Grimm este año, se apoyó en una determinación del Departamento de Educación de Estados Unidos de que las leyes federales que prohíben discriminación sexual en la educación sin aplicables a la identidad de géneros.

El nuevo gobierno pudiera retirar las directrices del departamento, lo que pudiera hacer que los jueces regresasen el caso al tribunal de Richmond para que tome su propia decisión sobre si la ley requiere que las escuelas permitan a los estudiantes usar los lavatorios y vestidores de acuerdo con su identidad de género.

"Es posible, quizás probable, que si el primer elemento desaparece, la Corte Suprema de vuelva el caso a la del cuarto circuito" en Richmond, dijo Steven Shapiro, director legal de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que representa a Grimm.

Trump ha prometido ya anular el plan de Obama de proteger de deportación a millones de personas que viven ilegalmente en el país y hacerles elegible para permisos de trabajo. La Corte Suprema, que tiene solamente ocho miembros tras la muerte de Antonin Scalia en febrero, vitó 4-4 en junio sobre el plan. Esa votación frenó el plan para la presidencia de Obama, porque un tribunal federal lo había bloqueado.

Pero el asunto sigue activo en el sistema de justicia y partidarios del plan de Obama tenían esperanzas de que un gobierno de Hillary Clinton tratara de implementarlo.

Ahora, sin embargo, todo lo que tiene que hacer Trump es rescindir las acciones del equipo de Obama, lo que sacaría el asunto de las manos de las cortes.

Una suerte similar pudiera esperar a gestiones actuales del gobierno para ofrecer control de natalidad sin costo a mujeres acogidas a planes de seguro médico de organizaciones educacionales y caritativas afiliadas a entidades religiosas. Este año, los jueces supremos emitieron una orden inusual que instruyó a cortes inferiores en todo el país que buscaran una solución intermedia para poner fin a la disputa legal. Los grupos pueden optar ya por no pagar por la anticoncepción, pero dicen que esa opción les deja cómplices de proveer anticonceptivos aprobados por el gobierno a mujeres cubiertas por sus planes.

El nuevo gobierno pudiera estar más dispuesto a satisfacer las demandas de los grupos, lo que pondría fin a la controversia.

Los anticonceptivos están entre una serie de servicios preventivos que la reforma de salud de Obama requiere que las empresas cubran en sus planes de seguro médico. Todo eso está ahora en peligro, toda vez que Trump quiere anular la ley de salud.

El Plan de Energía Limpia de Obama, que prevé recortar las emisiones de carbono generadas por plantas alimentadas por carbón, pudiera ser anulado también una vez Trump asuma la presidencia.

La corte federal de apelaciones en Washington está considerando una apelación de dos decenas de estados mayormente republicanos que dicen que Obama excedió su autoridad. EL equipo de Trump pudiera tratar de anular reglas implementadas por la Agencia de Protección Ambiental y pudiera tratar de aplazar el litigio mientras lo hace, dijo Sean Donahue, abogado del Fondo de Defensa del Ambiente. La agencia tendría que proponer nuevas reglas bajo Trump, lo que permitiría comentarios del público y retos legales de quienes se oponen, dijo.

Grupos ambientalistas combatieron efectivamente reglas que aflojaron los límites de emisiones bajo el gobierno de George W. Bush.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario