Mundo 23 junio 2016

Trump emplea tácticas legales audaces en sus juicios

NUEVA YORK (AP) — Cinco años antes de que Donald Trump acusara a un juez federal de tener prejuicios en su contra en un juicio a la Universidad Trump, el multimillonario neoyorquino ya había intentado que recusaran a un juez, de acuerdo con documentos judiciales.

El intento de recusar al juez en un juicio de 2011 sobre un techo con goteras en el rascacielos de Trump en Wall Street es el ejemplo más reciente de las tácticas agresivas que han empleado los abogados que han representado sus intereses empresarios a lo largo de los años, de acuerdo con un análisis de cientos de demandas en cortes estatales y federales en todo el país.

Además de luchar por la recusación de los jueces que fallan en su contra, Trump ha utilizado su presencia pública para atacar a sus oponentes en la prensa. En al menos un caso, se acusó a sus empresas de permitir la destrucción de documentos en una demanda civil en curso, según lar actas.

Las tácticas legales de Trump, así como su historial de atacar a los jueces que no fallan a su favor, son un anticipo de sus posibles reacciones ante una impugnación de la judicatura, a la cual la constitución le da el poder de servir de freno a la presidencia. Históricamente las cortes han impuesto límites al poder presidencial y esperan que el ejecutivo acate sus interpretaciones legales.

Trump ha sido blanco de fuertes críticas, incluso de su propio partido, por decir que el juez federal Gonzalo Curiel no puede presidir imparcialmente un juicio civil por fraude contra la ahora difunta Universidad Trump en California. Trump fundamentó sus argumentos en su promesa de construir un muro en la frontera con México y en la ascendencia mexicana del juez, nacido en Indiana.

El virtual candidato republicano también ha insinuado que un juez musulmán lo trataría de mannera injusta porque ha propuesto una prohibición temporaria del ingreso de musulmanes extranjeros al país.

En el caso de 2011, un abogado de Trump sostuvo que varios fallos en su contra del juez de la Corte Suprema neoyorquina Milton Tingling demostraban de parte del magistrado un "claro prejuicio o tendencia en su contra" y añadió que "no se puede esperar que presida el inminente juicio de manera imparcial", de acuerdo con un acta del tribunal.

El abogado también usó como fundamento una serie de fallos de procedimiento contra Trump.

El juez se negó a recusarse y dijo que la judicatura no podía funcionar si los jueces cedieran cada vez que una parte u otra se sintiera agraviada, de acuerdo con la transcripción.

"No puedo permitir ni permitiré la apariencia de que se busca un foro de conveniencia", dijo Tingling en ese momento.

Tingling no respondió a un pedido de declaraciones. Ordenó al arrendatario John Bostany que pagara rentas atrasadas y honorarios de abogados a Trump, una sentencia revocada en la apelación.

La vocera de la campaña de Trump, Hope Hicks, se negó a responder sobre las tácticas legales de Trump, incluso en el caso Tinngling. A un correo electrónico detallado se limitó a responder, "Trump es brillante".

Los jueces no son los únicos blancos de las tácticas tribunalicias de Trump.

Ha utilizado la prensa para criticar a sus oponentes. Un ejemplo reciente se produjo en el marco del caso de la Universidad Trump que preside Curiel. La principal acusada en el caso, Tarla Makaeff, abandonó el litigio meses atrás debido al "tremendo estrés y angustia" que padeció debido a los ataques verbales de Trump con su "megáfono".

En otros casos, las compañías de Trump han desacatado las órdenes de los jueces.

En un prolongado litigio en torno a un casino en Florida, una empresa de Trump se negó reiteradamente a entregar documentos y correos electrónicos a la otra parte. La información inicial fue difundida por el diario USA Today.

Documentos y transcripciones obtenidos por la AP revelan que el juez ordenó a la Organización Trump y una filial que permitieran el examen de sus computadoras por una firma forense.

"No estoy convencido de que se realizaran las diligencias previas de auditoría en este caso", dijo el entonces juez del condado de Broward, Jeffrey Streitfield, en una audiencia en 2007. La compañía "no ha hecho nada para impedir" que se borren correos electrónicos y otros documentos, añadió.

Streitfield dijo a la AP la semana pasada que esta clase de acciones no son inusuales en un litigio con muchos dólares como el caso del casino, que se resolvió en 2010 por una suma no divulgada, pero dijo que no podía aceptar el argumento de la compañía, de que no podía archivar documentos electrónicos.

"Eso no lo podía creer", dijo.

___

Day informó desde Washington. El periodista de The Associated Press Sergio Bustos contribuyó desde Miami.

___

Jake Pearson está en: https://twitter.com/JakePearsonAP

Chad Day está en: https://twitter.com/chadsday

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario