Mundo 07 septiembre 2016

Trump dice que cambiaría generales "reducidos a escombros"

NUEVA YORK (AP) — En una crítica inusualmente dura contra el Ejército, el republicano Donald Trump dijo el miércoles por la noche que los generales de Estados Unidos se han visto "reducidos a escombros" bajo el mandato del presidente Barack Obama y sugirió que despediría a algunos de ellos si obtiene la presidencia en noviembre.

Las declaraciones de Trump se produjeron durante un foro televisado sobre seguridad nacional, en el que el candidato republicano y su rival demócrata, Hillary Clinton, respondieron cada uno a 30 minutos de preguntas sobre su experiencia y buen juicio para servir como comandante en jefe. Aunque los candidatos nunca aparecieron juntos en el escenario, sus sesiones consecutivas siguieron en cierto modo como un adelanto de sus próximos debates.

Tras jugárselo a cara o cruz, Clinton subió primero al escenario y no tardó en verse respondiendo en detalle a preguntas sobre su paso por el gobierno. La demócrata reiteró que cometió errores al emplear una cuenta privada de correo electrónico y servidores privados cuando era secretaria de Estado, y también cuando votó a favor de la invasión de Irak como senadora. Sin embargo, defendió su apoyo a una intervención militar de Estados Unidos para ayudar a derrocar a un dictador en Libia, pese a las caóticas consecuencias en el país.

"Pido que se me juzgue por la totalidad de mi historial", dijo Clinton, que en ocasiones se vio visiblemente molesta por el reiterado hincapié en su pasado.

Clinton, que describió a Trump como un comandante en jefe peligrosamente mal preparado, intentó centrar la conversación en sus propuestas de política exterior. Prometió que si gana las elecciones de noviembre no enviará tropas de tierra a Irak o Siria para combatir contra el grupo Estado Islámico. Y prometió celebrar reuniones semanales con representantes del Pentágono y el Departamento de Asuntos de Veteranos para mantenerse al tanto de la atención sanitaria para veteranos.

Trump hizo poco por contrarrestar las críticas de que tiene pocas propuestas concretas en este campo, en especial en lo referente al grupo Estado Islámico. El empresario insistió en que tiene un plan privado para derrotar al grupo extremista, y también en que exigiría un plan a la cúpula militar a 30 días de asumir el cargo.

Cuando se le pidió que concretara su demanda de que los militares propusieran opciones con sus duras críticas a los generales actuales, Trump dijo simplemente: "Probablemente serán generales diferentes".

Trump reiteró sus elogios al presidente de Rusia, Vladimir Putin, por tener "un gran control de su país". Se reafirmó en unas declaraciones previas en las que parecía atribuir las agresiones sexuales al hecho de que hombres y mujeres sirvieran juntos en el Ejército, pero añadió que no intentaría expulsar a las mujeres del Ejército. Y por primera vez, abrió la puerta a legalizar la situación de personas que viven en Estados Unidos sin permiso de residencia y se alistan.

"Creo que cuando uno sirve en las fuerzas armadas, ésa es una situación muy especial", dijo. "Y podría verme resolviendo eso".

Trump, un empresario sin experiencia importante en seguridad nacional, no detalló cómo se está preparando para enfrentar la enorme gama de temas complejos que terminarían en su escritorio como comandante en jefe. Aludió a su equipo de asesores militares pero también dijo que tiene un "sentido común" que le ayudará a tomar decisiones en política exterior.

A dos meses para las elecciones, la seguridad nacional se ha convertido en una pieza clave de la carrera a la Casa Blanca. Ambos candidatos creen estar mejor posicionados: Clinton compara su experiencia con el carácter impredecible de Trump, mientras que el republicano alega que los estadounidenses que temen por su seguridad se quedarán con más de lo mismo si eligen a la ex secretaria de Estado de Obama.

Aunque los votantes suelen ver a los candidatos republicanos en una posición ventajosa en temas militares y de seguridad nacional, Trump está lejos de ser un republicano tradicional. No tiene experiencia militar y ha criticado varias veces la habilidad de las fuerzas armadas.

En cambio, muchos expertos republicanos en seguridad nacional han optado por respaldar a Clinton, lo que ayuda a reforzar su argumento de que Trump es inaceptable. Antes el miércoles, el ex secretario de Defensa William Cohen se sumó a la lista de republicanos destacados que apoyan a Clinton.

Antes del foro, Trump presentó un plan para aumentar el gasto militar en miles de millones de dólares, aumentando la cantidad de soldados, aviones, buques y submarinos.

En entrevistas en 2013, Trump expresó su apoyo al techo de gasto del gobierno e incluso lo describió como demasiado pequeño, pero en su momento pareció insinuar que el gasto militar debería estar exento.

Un asesor destacado del magnate dijo antes del discurso que Trump se aseguraría de que el gasto adicional se cubriría al completo, pero no explicó cómo.

Estados Unidos actualmente gasta más de 600.000 millones de dólares al año en defensa, más de la suma de los siete países más próximos.

___

Los periodistas de Associated Press Jill Colvin y Erica Werner en Washington y Jonathan Lemire en Nueva York contribuyeron a este despacho.

___

Pace informó desde Washington. Pace está en Twitter como http://twitter.com/jpaceDC y Peoples como http://twitter.com/sppeoples

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario