Associated Press 27 agosto 2016

Trump corteja a latinos, Clinton le vincula con radicales

LAS VEGAS (AP) — El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió el viernes con una veintena de simpatizantes latinos en Nevada para abordar estrategias que impulsen la participación hispana en el disputado estado. El acto forma parte de sus esfuerzos por defender la idea de que sus políticas económicas serían mejores para los pequeños negocios que poseen los miembros de minorías que las propuestas de su rival demócrata, Hillary Clinton.

"La gente no sabe lo bien que nos va con los hispanos, los latinos", dijo Trump en su hotel junto al Strip de Las Vegas. "Nos va muy bien".

Trump ha sugerido que las minorías se han visto ignoradas por las políticas económicas demócratas y reiterado que el modesto crecimiento del PIB nacional es una "catástrofe", afirmando que Estados Unidos tiene "algunos problemas muy, muy serios y van a empeorar con este grupo de gente" al mando.

Pero Trump siguió dando señales contradictorias sobre un tema clave para muchos latinos: la inmigración. Aunque no ha renegado de su deseo de construir un muro impenetrable en la frontera con México, en los últimos días se mostró indeciso sobre su plan de deportar a 11 millones de migrantes que viven en Estados Unidos sin permiso de residencia.

El empresario neoyorquino ha vacilado diciendo que podría haber una "relajación" de normas migratorias actuales, y más tarde sugirió por primera vez que si llegara a autorizar deportaciones, muchos de esos inmigrantes podrían volver rápidamente a Estados Unidos. Después, en una entrevista el viernes con Fox News, pareció retomar una posición más dura.

"Mi postura es muy firme. Va a seguir siendo muy firme", dijo. "No habrá amnistía. No habrá legalización".

Su equipo ha señalado que presentará su política migratoria en un discurso en los próximos días, pero no ha concretado una fecha. Y después de decir que se permitiría la entrada de periodistas a un acto de recaudación de fondos el viernes en Lake Tahoe, sus asesores vetaron la entrada de los reporteros en el último momento.

Clinton, por su parte, mantuvo sus críticas a la campaña de Trump y en una entrevista el viernes en MSNBC afirmó que está basada en "los prejuicios y la paranoia" y sirve a los intereses de un extremo radical del Partido Republicano.

Clinton intenta contrarrestar los intentos de Trump de ganarse a los votantes moderados que se sintieron incómodos con algunas de sus declaraciones y propuestas. La demócrata también ha hecho llamamientos a los moderados, especialmente los republicanos, al mostrar a Trump y sus simpatizantes como extremistas y presentar las elecciones como "una decisión no normal" entre un republicano y una demócrata.

A cambio, Trump intenta presentar a su rival como la racista. El candidato difundió un video en internet que incluye imágenes de la ex primera dama refiriéndose a algunos jóvenes delincuentes como "súper depredadores" en la década de 1990. En el video también se ve al antiguo rival demócrata de Clinton, el senador Bernie Sanders, tachando esa frase de "término racista". Clinton se ha disculpado por emplearlo.

Sin embargo, Trump se vio lastrado por otra polémica revelación el viernes cuando se difundieron documentos judiciales sobre que una exmujer del nuevo jefe de campaña de Trump, Stephen Bannon, había dicho que Bannon hizo declaraciones antisemitas cuando ambos discutían sobre si enviar sus hijas a una escuela privada hace casi una década. Esa revelación se produjo un día después de que aparecieran noticias sobre cargos de violencia doméstica presentados contra Bannon hace dos décadas, tras un altercado con su entonces esposa Mary Louise Piccard.

Clinton también ha defendido con firmeza a la fundación de su familia y afirmado que está segura de que no habrá más acusaciones importantes que afecten a la fundación, su correo electrónico ni ninguna otra cosa que pueda socavar sus posibilidades de derrotar a Trump en noviembre.

Clinton dijo que los programas benéficos privados de la Fundación Clinton continuarán si resulta elegida, pese a que Trump y otras voces críticas dijeron que supondría un conflicto de intereses. En su entrevista telefónica con MSNBC, dijo estar segura de que no hay correos electrónicos o lazos entre la Fundación Clinton y entidades extranjeras que puedan afectar a sus posibilidades.

EL Departamento de Estado indicó que no tiene previsto publicar antes de las elecciones todos los calendarios diarios detallando las reuniones de Clinton cuando era secretaria de Estado.

La agencia dijo a Associated Press que tiene previsto publicar los últimos documentos en torno al 30 de diciembre. Abogados de AP pidieron el viernes por la noche al Departamento que agilice sus esfuerzos y proporcione todos sus detalles de agenda para el 15 de octubre. El Departamento no respondió de inmediato.

___

Lerer informó desde Hartford, Connecticut. Los periodistas de Associated Press Ken Thomas en Nueva York y Jill Colvin en Washington contribuyeron a este despacho.

___

Siga a Lerer en Twitter en @llerer y a Lemire en @JonLemire

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario