EEUU 29 junio 2016

Trump causa revuelo con slogan aislacionista

WASHINGTON (AP) — La política exterior de Donald Trump se resume en dos palabras: "America First", o Estados Unidos Primero.

Para los estudiosos de la historia, el slogan trae a la memoria la tumultuosa elección presidencial de 1940, en la que cientos de miles de personas se sumaron al America First Committee, una organización aislacionista cuyo principal objetivo era que Estados Unidos no se uniese a Gran Bretaña con la lucha contra la Alemania nazi, que para entonces había ocupado casi toda Europa. El comité es recordado asimismo por el abierto antisemitismo de algunos de sus miembros y por elogiar las políticas económicas de Adolf Hitler.

La portavoz de la campaña de Trump, Hope Hicks, no respondió a mensajes enviados esta semana pidiendo comentarios sobre el slogan America First.

La Liga Antidifamación Judía, que promueve los derechos civiles de los judíos, le envió una carta a Trump hace dos meses instándolo a que se abstuviese de usar esa expresión. Y decidió emplear 56.000 dólares que Trump y la fundación de su familia donaron a la Liga en programas educativos para combatir el bullying y los prejuicios.

"Para muchos estadounidenses, la expresión 'America First' estará siempre asociada con esta historia", dijo Jonathan Greenblatt, director ejecutivo de la Liga. "En una temporada política en la que ya se ha generado un debate nacional sobre civismo y tolerancia, elegir un slogan históricamente asociado con incivilidad e intolerancia parece algo poco feliz".

La Liga no recibió una respuesta a su carta y Trump ha seguido usando el slogan.

NACIMIENTO DE 'AMERICA FIRST'

El America First Committee fue fundado la primavera de 1940 en la Universidad de Yale por estudiantes entre los que figuró el futuro presidente Gerald Ford y el futuro juez de la Corte Suprema Potter Stewart. El futuro presidente John F. Kennedy aportó 100 dólares. A los pocos meses, Francia se había rendido a los alemanes e Inglaterra estaba al borde del abismo. En poco tiempo el comité se convirtió en la principal organización contra la guerra en la historia de Estados Unidos, con más de 800.000 afiliados.

A medida que crecía, el comité empezó a atraer celebridades, políticos y líderes empresariales opuestos a la política del presidente Franklin Roosvelt, que envió ayuda a los británicos. Entre los afiliados figuró el célebre aviador Charles Lindbergh, el primer hombre que cruzó el Atlántico sin escalas.

AMIGOS EN BERLIN

Lindbergh, cuya familia era de origen alemán, hizo varias publicitadas visitas a la madre patria, incluida una durante los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, a los que fue como invitado especial del mariscal de campo Herman Goering, Lindbergh llegó a admirar la forma en que Hitler revitalizó la economía alemana en momentos en que Estados Unidos padecía todavía los efectos de la depresión de los años 30. También se maravilló ante los avanzados bombarderos y aviones de combate de la Luftawaffe.

A su regreso a Estados Unidos, Lindbergh habló favorablemente de los nazis y publicó artículos de opinión muy leídos en los que decía que la conquista de Europa por parte de los alemanes era inevitable y que Estados Unidos debía mantenerse al margen. Se unió al comité ejecutivo de America First y fue la imagen pública de la agrupación, viajando por todo el país para participar en actos contra la guerra.

AISLACIONISMO Y ANTISEMITISMO

America First promovió la idea de que dos vastos océanos protegían a Estados Unidos de invasiones extranjeras. La organización se opuso asimismo a la llegada de barcos con refugiados judíos que le huían a los nazis. Además de Lindberg, el comité ejecutivo de America First incluyó al fabricante de autos Henry Ford, que costeó la publicación de una serie de panfletos antisemitas llamados "El judío internacional", y Avery Brundage, expresidente del comité olímpico estadounidense que impidió que dos corredores judíos representasen a Estados Unidos en los juegos de Berlín.

Lindbergh hizo pronunciamientos antisemitas en sus discursos.

"Las razas británica y judía, por razones que no son nuestras, desean involucrarnos en la guerra", afirmó en septiembre de 1941 en Des Moines, Iowa. "El gran peligro de este país es la cantidad de empresas que poseen y su gran influencia en nuestras películas, nuestra prensa, nuestra radio y nuestro gobierno".

Pocos días después del ataque japonés a Pearl Harbor del 7 de diciembre de 1941 Alemania le declaró la guerra a Estados Unidos. Al poco tiempo America First se había disuelto.

EL 'AMERICA FIRST' DE TRUMP

En sus dos primeros pronunciamientos importantes sobre política exterior, en abril, Trump djo que "'America First' será el tema dominante de mi gobierno".

Ha usado en numerosas ocasiones ese slogan durante su campaña.

"Vamos a poner a Estados Unidos primero y a hacer que vuelva a ser un gran país", afirmó Trump la semana pasada en un discurso. "Tenemos que reformar nuestro sistema económico para que todos podamos tener éxito de nuevo y que Estados Unidos vuelva a ser rico. Eso es lo que queremos decir con (la expresión) America First".

Trump propuso construir un "muro grande y hermoso" a lo largo de la frontera con México para impedir el ingreso ilegal de latinoamericanos y se opone a que Estados Unidos admita refugiados de guerra musulmanes de Siria. También propuso que se desconozcan los tratados comerciales internacionales.

ECOS DEL PASADO

Historiadores dijeron a la Associated Press que hay algunos paralelos ideológicos entre la retórica de Trump y las posiciones tomadas hace 75 años por el American First Committee. Tanto entonces como ahora un deterioro económico alimentó el resentimiento hacia los inmigrantes, especialmente aquellos que no eran vistos como estadounidenses típicos.

"La construcción de un muro representa la ilusión de una barrera física que impida la intromisión de fuerzas extranjeras", sostuvo Bruce Miroff, profesor de política nacional y presidente de la State University of New York con sede en Albany. "America First explotaba las suspicacias en torno a seres despreciables que amenazaban nuestro estilo de vida. En esa época, eran los judíos. Con Trump, son los musulmanes y el temor al terrorismo".

___

Michael Biesecker está en https://twitter.com/mbieseck

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario