Associated Press 18 noviembre 2016

Trump alega que salvó planta de autos, pero no iba a cerrar

DETROIT (AP) — El presidente electo Donald Trump aseguró esta semana que convenció al presidente de Ford Motor Co. de que no trasladara una planta de ensamblaje de Kentucky a México, pero Ford nunca intentó trasladar la planta, sino solo la producción de uno de los vehículos que manufactura.

Trump tuiteó el jueves que Bill Ford, presidente ejecutivo de la empresa, le llamó por teléfono con la noticia de que una "planta de Lincoln" se quedaría en Louisville. En vez de eso, Ford decidió mantener la producción de las camionetas deportivas Lincoln MKC en la planta de ensamblaje de Louisville. Ford había dicho antes que trasladaría la producción de los MKC a otro lugar para ensamblar más camionetas Ford Escape allí.

Era probable que una fábrica en Cuautitlán, México, recibiera el trabajo de los MKC. Según un contrato negociado el año pasado con el sindicado United Auto Workers, Ford acordó invertir 700 millones de dólares en la planta de Louisville a cambio de trasladar la producción de las Lincoln MKC. Debido a que la producción de los vehículos Escape aumentaría, no se perderían trabajos en Louisville.

Es posible que la decisión de mantener las camionetas Lincoln MKC en Kentucky fue hecha antes de la elección, porque las ventas de las Escape han estado bajando desde julio y tal vez no se necesite más capacidad productiva en Louisville. La portavoz de Ford Christin Baker dijo que no sabía cuándo se tomó esa decisión o si es que Trump tuvo algún efecto.

"Trabajé muy duro con Bill Ford para mantener la planta de Lincoln en Kentucky ¡Se lo debía al gran estado de Kentucky por su confianza en mí!", dijo Trump en su tuit, tomando el crédito por la decisión de Ford.

Ford Motor Co. y Trump llevan un año peleando por los planes del fabricante automovilístico de trasladar la producción al sur de la frontera. Los planes de la empresa para trasladar la producción de autos pequeños de Detroit a México para aumentar las ganancias de los autos de bajo costo. El director ejecutivo Mark Fields dijo el martes que la elección presidencial no cambió los planes de la compañía.

Trump quiere renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y ha propuesto un arancel de 35% a los bienes traídos de México, en un intento por mantener trabajos de manufactura.

Ford planea trasladar la producción de los sedanes Focus y C-Max de una planta en Wayne, Michigan, a México, pero los trabajos en la planta de Wayne seguirían intactos porque están recibiendo una nueva camioneta deportiva y una camioneta chica tipo pickup.

Bill Ford se reunió con Trump durante el verano y hablaron el jueves, dijo Baker.

"Nos anima que el presidente electo Donald Trump y el nuevo Congreso promoverán políticas que mejorarán la competitividad estadounidense y harán posible mantener la producción de este vehículo aquí en Estados Unidos", dijo en un mensaje electrónico.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario