EEUU 03 noviembre 2016

Trump advierte de investigaciones a Clinton

JACKSONVILLE, Florida, EE.UU. (AP) — Donald Trump advirtió el jueves que un nubarrón de investigaciones seguiría a Hillary Clinton hasta la Casa Blanca, evocando el proceso de juicio político de la década de 1990, en un argumento de cierre de campaña que busca atraer el respaldo de republicanos no convencidos. Clinton y sus aliados, en tanto, las dijeron a los votantes que tomasen seriamente los peligros de Trump.

En momentos en que los sondeos muestran que Trump se acerca a Clinton en cruciales estados disputados, la campaña de la candidata demócrata está trabajando apresuradamente para fortalecer su apoyo en algunos bastiones tradicionales demócratas. Eso incluye Michigan, una situación extraordinaria para una candidata que parecía encaminada a una fácil victoria allí hace una semana.

La reducción de la ventaja de Clinton ha dado a Trump un rayo de esperanza, que él trata de ampliar antes de que se le acabe el tiempo. Eso significa atraer a republicanos moderados e independientes que han sido renuentes en esta campaña, votantes enajenados por sus controversias pero igualmente opuestos al posible regreso de los Clinton.

Trump dirigió su mensaje a esos votantes en un acto de campaña en Jacksonville, donde se centró en el asunto de la confiabilidad de Clinton y una nueva revisión por el FBI de los mensajes electrónicos de la candidata.

"De nuevo con los Clinton, ustedes se acuerdan de los problemas del juicio político", dijo Trump. "Eso no es lo que necesitamos en nuestro país. Necesitamos a alguien listo para trabajar".

Obama y aliados, en tanto, buscan mantener la atención en Trump, diciendo que sus declaraciones ofensivas sobre mujeres y minorías y su temperamento lo hacen incapaz de ocupar la presidencia. En un discurso en la Universidad Internacional de Florida, Obama dijo que lo que está en juego es mucho más que en la elección usual y que los estadounidenses tienen que tomarse seriamente su opción.

"Esto no es una broma; esto no es (el programa) 'Survivor''', dijo Obama. "Esto cuenta".

La misión del presidente en la recta final antes del martes es alentar a la base demócrata, y provocar al candidato republicano para que se desvíe de su mensaje. Los demócratas están contando con que Trump no tiene la disciplina ni la experiencia para aprovechar su reciente ascenso.

Pero el poco convencional Trump se ha atenido en días recientes a los convencionalismos, con algunos anuncios optimistas, teniendo a su esposa en una inusual presentación de campaña e incluso hablando públicamente de tratar de no ser distraído.

"No queremos fallar el 8 de noviembre", dijo Trump en Jacksonville, su cuarto acto de campaña en Florida en dos días.

El camino de Trump hacia la Casa Blanca es sumamente arduo y no puede prescindir de un triunfo en Florida.

En tanto, el Comité Nacional Senatorial Republicano dijo que tiene nuevas esperanzas para su candidato en Wisconsin, un estado que favorece a los candidatos demócratas en años de elecciones presidenciales. El comité se gastará cerca de 1 millón de dólares en anuncios de campaña, incluyendo en Milwaukee y Green Bay, en favor del senador republicano, Ron Johnson, considerado desde hace tiempo uno de los senadores más vulnerables.

Sondeos privados y públicos muestran una diferencia de un solo dígito entre Johnson y su rival demócrata Russ Feingold.

Los republicanos batallan ferozmente para proteger su mayoría de 54-46 en el Senado.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario