Negocios 09 noviembre 2016

Triunfo de Trump afecta al peso y las acciones mexicanas

NUEVA YORK (AP) — Los inversionistas internacionales están seriamente preocupados por México.

La elección de Donald Trump como el próximo presidente de Estados Unidos provocó que los inversionistas apostaran con fuerza en contra de México, su moneda y sus compañías. Les preocupan los planes de Trump de levantar un muro fronterizo, deportar a los inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos y la renegociación de acuerdos que perjudicarían la economía del país.

El peso se desplomó el miércoles 8% a alrededor de 20 pesos por dólar, su valor más bajo frente al dólar en la historia. En comparación, un dólar valía unos 13,50 pesos hace dos años, mucho antes de que Trump anunciara su candidatura. El mercado accionario en México perdió más del 2%.

Las amenazas de Trump de revocar o renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, como lo mencionó en repetidas ocasiones durante su campaña, son reales, así como el daño potencial a la economía mexicana. Estados Unidos es el principal socio comercial de México y el TLC representa la columna vertebral de ese comercio. Las exportaciones de México a Estados Unidos han aumentado más de seis veces desde 1993 con el TLC, de acuerdo a un reporte de 2015 del Servicio de Investigación del Congreso (CRS por sus iniciales en inglés).

También tuvo impactos tales como permitirle a los granjeros mexicanos un mayor acceso para sus productos agrícolas, como el maíz, en el mercado estadounidense.

Trump ha prometido renegociar los acuerdos comerciales e imponer aranceles a los autos fabricados en México. Aunque Ford Motor Co. fue objeto de constantes ataques de la campaña de Trump por trasladar su producción a México, la mayoría de las armadoras automotrices y proveedoras de autopartes tienen fábricas ahí debido al menor costo de la mano de obra. De hecho, México fue el principal proveedor de productos automotrices para Estados Unidos en 2014, de acuerdo al CRS.

No está claro si es que ahora deberán replantear sus estrategias. Eso es parte del motivo por el cual la industria automotriz resultó tan perjudicada con la noticia del miércoles de la victoria de Trump. Las acciones de General Motors, Toyota y Fiat Chrysler cayeron casi 2%. Los papeles de Ford subieron 1% por noticias no relacionadas, y habían estado a la baja en las primeras horas de operaciones.

No solo se afectaría el comercio entre Estados Unidos y México con la presidencia de Trump, sino que si sostiene su postura respecto a la deportación de millones de trabajadores que residen ilegalmente en Estados Unidos, eso también impactaría de manera negativa la economía mexicana. Los mexicanos que viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, envían mucho dinero cada año a México para mantener a sus familias. El año pasado se enviaron 24.800 millones de dólares en remesas a México. Ese dinero es una infusión directa de efectivo a la economía mexicana, y es utilizado para adquirir productos y servicios. Si esos trabajadores deben regresar a México, ese dinero ya no iría a los bolsillos de las familias mexicanas.

"Si deportan migrantes de allá para acá, ¿qué va a hacer esta gente? Tendrán que buscar cómo subsistir de este lado. Se empiezan a cerrar posibilidades para uno mismo", dijo Reyes Isidro, un barista de la Ciudad de México.

__

Los corresponsales de AP María Verza y Christopher Sherman contribuyeron con este despacho desde la Ciudad de México. El periodista de AP Tom Krisher contribuyó desde Detroit.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario