Deportes 03 marzo 2016

Triplete de Messi, victoria y récord de Barcelona

BARCELONA (AP) — Lionel Messi logró un triplete y el Barcelona goleó el jueves por 5-1 al Rayo Vallecano de visitante, firmando un nuevo récord de 35 partidos invictos consecutivos para un equipo de la liga española, y recaudando tres puntos más que también dejan considerablemente despejado su camino hacia la conquista del campeonato.

La décima victoria seguida del cuadro azulgrana en el torneo empezó con un gol de Ivan Rakitic a los 22 minutos y cerró con otro de Arda Turan a los 86. Pero entremedio, el uruguayo Luis Suárez falló otro penal y Messi (23, 53 y 72) exhibió su habitual magia con tres tantos que dejan su cuenta liguera en 19 y al Barsa en inmejorable posición cuando restan 11 fechas para la conclusión.

"La liga no está acabada", advirtió el volante Andrés Iniesta. "Mantenemos la prudencia. Vamos paso a paso, pero con paso firme".

Los azulgranas cerraron la 27ma fecha con 69 puntos y visitan el domingo al Eibar por la 28va. Les escolta con 61 unidades el Atlético de Madrid, que ganó el martes por 3-0 a la Real Sociedad y visitará al Valencia en la jornada dominical.

El Real Madrid también venció el miércoles por 3-1 al colista Levante. marcha tercero con 57 puntos y oficiará de local el sábado contra el Celta de Vigo.

La anterior marca invicta para un club español la estableció precisamente el Madrid, con 34 cotejos en la temporada 1988-89. Ahora, el Barsa aspira a traspasar fronteras y rebasar los 43 de la Juventus en 2011-12.

"Se acerca la parte más bonita de la temporada. Hay que esperar para ver qué conseguimos y merecemos. Cuando jugamos a este nivel, es muy difícil pararnos", opinó el técnico barcelonista, Luis Enrique, centrado en la conquista de títulos.

Una noción inconcebible para el apurado Rayo, que acabó con nueve futbolistas, apenas pudo recortar por vía de Manucho (57) y actualmente marca el límite con la zona del descenso.

El Barsa contempló un buen rato cómo el equipo madrileño imitaba con cierto éxito su estilo basado en posesiones largas, aunque las únicas ocasiones locales se produjeron en conducciones de Adrián Embarba que acabaron en disparos lejanos bien tapados por el chileno Claudio Bravo.

El arquero barcelonista jugó también un rol relevante en la salida limpia del balón, pero la diferencia la marcaron de nuevo los tres de arriba para el Barsa y, tras un primer aviso de Neymar, Messi probó al poste corto de Juan Carlos Martín, quien repelió sin caer en el engaño.

Sin embargo, el marcador se inauguró de manera inesperada, con un centro aparentemente inocuo que Martín no acertó a detener, dejando el balón franco para Rakitic, raudo en el control y ejecución de la volea a la red.

Inclinada la cancha, Messi y Neymar combinaron al contragolpe y el argentino no desaprovechó la devolución del brasileño, colando la pelota por bajo, justo en el rincón previamente negado por el arquero.

El Rayo no se desanimó, pero la cosa se puso aún más complicada con la expulsión por tarjeta roja directa de Diego Llorente, demasiado impetuoso en la pelea de un balón con Rakitic.

La segunda mitad arrancó con sendos remates cruzados de Neymar y Suárez, fuera por poco, y el tercero subido por Messi tras remate al poste del uruguayo.

Tiraron de tesón los locales y la entrada en escena de Manucho les permitió recortar con un gol de nueve puro del suplente, tras dejada aérea de Bebé.

Pero el tridente azulgrana siguió haciendo estragos en la defensa rayista, que frenó a Rakitic con una falta al borde del área, vio cómo Messi impactaba el travesaño en la ejecución y Sergio Busquets caía en pugna con Manuel Iturra. El árbitro decretó penal y expulsión del chileno, pero Suárez falló de nuevo el lanzamiento desde los 11 metros, prácticamente el único lunar en la temporada de los azulgranas, con ocho conversiones marradas.

Lo que no resolvió el charrúa sí lo hizo Messi en su siguiente escapada, en que aguantó los embistes de la defensa y desestimó la asistencia a Neymar, templando con la zurda para completar su "hat-trick" antes de que Arda cerrará de cabeza otra autoritaria victoria del Barsa, aparentemente imparable en la carrera por la liga.

En otros partidos, el Betis ganó 3-0 en cancha del Espanyol y se distanció en tres puntos del cuadro "periquito" en la lucha por la permanencia. Rubén Castro (10) abrió la cuenta por los andaluces, que ampliaron gracias al argentino Germán Pezzella (20) y un golazo del peruano Juan Vargas (71).

Con un tanto de Youssef El-Aarabi (72) de penal, más otro de Isaac Success en los descuentos, el Granada se impuso por 2-0 de local al Sporting de Gijón y le traspasó la condición de penúltimo clasificado. Los visitantes sufrieron la expulsión de Sergio Alvarez (83).

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario