Mundo 01 mayo 2016

Tres detenidos por asesinato de hindú en Bangladesh

NUEVA DELHI (AP) — La policía de Bangladesh detuvo el domingo a tres hombres, incluido el jefe de una escuela islámica, en relación con la muerte a puñaladas de un sastre hindú, un ataque reivindicado por el grupo Estado Islámico.

El funcionario policial Saleh Muhammed Tanvir dijo que el director de la escuela había demandado hace cuatro años a Nikhil Joarder, el sastre muerto, por haber hecho presuntamente afirmaciones despectivas contra el profeta Mahoma. Joarder fue asesinado el sábado en su tienda en el distrito central de Tangail por dos hombres en motocicletas.

La agencia de noticias Aamaq, afiliada al grupo Estado Islámico, publicó un comunicado el sábado más tarde en el que dijo que "elementos del Estado Islámico mataron a cuchilladas a un hindú en Tangail, en Bangladesh, quien era conocido por insultar al profeta Mahoma". No proporcionó más detalles.

Los otros dos hombres detenidos son un líder local del partido político fundamentalista Jamaat-e-Islami y un partidario de su principal aliado, el opositor Partido Nacionalista de Bangladesh.

Joarder pasó dos semanas en prisión en 2012 después de que se presentó una denuncia en su contra. Fue puesto en libertad después de que se retiró la denuncia.

El asesinato del sábado fue el ataque más reciente reivindicado por islamistas radicales en esta nación de mayoría musulmana. El ataque fue similar a los homicidios recientes por parte de islamistas radicales contra blogueros ateos, académicos, minorías religiosas y, más recientemente, un activista de los derechos homosexuales en Bangladesh.

En lo que va del año han muerto cinco personas por este tipo de ataques, entre ellas Xulhaz Mannan, empleado de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) y activista a favor de los derechos de las personas homosexuales, y Tonmoi Mahbub, actor de teatro, en la última semana.

Dos días antes, el 23 de abril, un profesor universitario, A.F.M. Rezaul Karim Siddique, fue asesinado a cuchilladas. Otras nueve personas fueron asesinadas el año pasado.

Aunque se han efectuado algunos arrestos —principalmente de elementos de bajo rango— no ha habido juicios a la fecha y las autoridades han tenido dificultades para identificar a los autores intelectuales de esos ataques.

Por el asesinato en 2013 de un bloguero ateo, un tribunal condenó a muerte a dos hombres y ordenó penas de cárcel a otros seis.

Casi todos los ataques han sido reivindicados por grupos extremistas islamistas internacionales, entre ellos el grupo Estado Islámico y varios afiliados a Al Qaeda. Sin embargo, el gobierno se ha negado a aceptar que estos grupos tengan presencia en Bangladesh y ha culpado de la violencia a la oposición política.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario