Mundo 13 mayo 2016

Trece muertos en ataque a cafetería en el norte de Bagdad

BAGDAD (AP) — Un ataque contra una cafetería en el centro de Irak dejó el viernes al menos 13 personas muertas, entre ellas varios seguidores del Real Madrid, hecho que suscitó la condena del gobierno español y del equipo de fútbol, cuyos jugadores utilizarán brazaletes negros en los brazos en señal de luto.

El grupo Estado Islámico se adjudicó el atentado, en el que un grupo de hombres armados y dos atacantes suicidas provistos con explosivos agredieron la cafetería en Balad, a 80 kilómetros (50 millas) al norte de Bagdad. Quince personas más resultaron heridas en el ataque, que según el grupo extremista estuvo dirigido contra paramilitares aliados al gobierno.

El EI no mencionó a los aficionados del fútbol en su comunicado y es improbable que fueran el blanco del ataque. La mayoría de los ataques de esta organización son contra fuerzas de seguridad iraquíes, paramilitares favorables al gobierno y zonas donde los civiles son predominantemente chiíes.

Los ataques con bombas buscan virar la atención de las pérdidas del grupo en el campo de guerra y socavar la fe en el gobierno iraquí encabezado por políticos chiíes. El EI ve a la mayoría chií de Irak como apóstatas que merecen la muerte.

El gobierno español y el Real Madrid dijeron en comunicados que el ataque estuvo dirigido contra un club de aficionados locales. Se desconoce de momento en qué basaron su información.

El fútbol es muy popular en Irak, donde el Real Madrid y el Barcelona figuran entre los equipos que tienen más seguidores en el país, lo que hace posible que los aficionados se hubieran reunido en la cafetería a ver un partido.

El club dijo que sus jugadores utilizarán el sábado cintas negras en los brazos durante el partido de visitante contra el Deportivo La Coruña. El equipo merengue podría alzarse con el título de la liga española en su último partido de la temporada si gana y el Barcelona pierde o empata.

"El club muestra su tristeza total y ofrece su afecto y sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas", señaló el Madrid. "El Real Madrid hace extensiva toda su solidaridad al pueblo de Irak, que sufre la injusticia desmedida de una violencia extrema".

El gobierno español condenó el ataque "en los términos más enérgicos", aunque en su comunicado señaló que los hechos habían sucedido en Samarra, a unos 30 kilómetros (20 millas) de Balad.

The Associated Press no pudo contactar a las autoridades españolas para que aclararan la discrepancia geográfica de los hechos.

El ataque siguió a una oleada de atentados con bomba en Bagdad durante dos días en la que murieron casi 100 personas, en acciones que también se adjudicó el grupo Estado Islámico.

___

El periodista de The Associated Press Joseph Wilson en Barcelona y Maamoun Youssef en El Cairo contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario