Deportes 30 agosto 2016

Tras Río, Del Potro reaparece triunfal en el US Open

NUEVA YORK (AP) — Juan Martín Del Potro tiene un dilema: quiere voltearle la página a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero no se puede.

Menos de tres semanas después de su impactante conquista de la medalla olímpica de plata, Del Potro volvió al ruedo el martes y lo hizo con una victoria 6-4, 6-4, 7-6 (3) ante su compatriota Diego Schwartzman.

Sin brillar en demasía, salió airoso de su debut en el primer Abierto de Estados Unidos que disputa desde 2013. Su acumulado de errores no forzados fue superior al de su rival, 48 contra 38.

"Lo mejor que pasó es que gané", dijo Del Potro. "Todavía me cuesta terminar de creer todo lo que viví en Río. Todavía estoy cansado. No me pude recuperar tras Río porque tuve que hacer tantas cosas en mi país, también en mi ciudad".

Aparte de su vestimenta con un amarillo neón, el argentino de 27 años atrae la atención y es querido en Flushing Meadows: "El público me hace sentir especial aquí".

La "Torre de Tandil" se perdió las últimas dos ediciones del torneo debido a tres cirugías en la muñeca izquierda. Situado en el puesto 142 del ranking, recibió una invitación para entrar directamente al cuadro principal del último Grand Slam de la temporada y en el que se consagró campeón en 2009.

Pero la plata en Río confirmó que es un tenista con todas las condiciones para pelear títulos. Desde junio, se ha anotado victorias contra tres de los cinco primeros de la clasificación de la ATP.

Y en su primer partido tras sucumbir ante Andy Murray en una extenuante final olímpica de cuatro sets, Del Potro capitalizó cinco de ocho bolas de quiebre y supo imponer su jerarquía ante un adversario que nunca ha superado la segunda ronda en un Grand Slam.

Del Potro mencionó la derrota el lunes de Mónica Puig, la puertorriqueña que ganó la medalla de oro en el tenis femenino, al resaltar lo arduo que es volver a otra competencia tras el frenesí de una impactante victoria.

Se trata de un factor que perdió con su prolongado alejamiento del circuito. "Cuando vives tantas emociones fuertes es difícil a reencontrarse con uno mismo y salir por otro objetivo", resaltó. "Tuve la suerte de ganar, pero necesito jugar mucho mejor que hoy y sobre todo sentir mi físico de nuevo para poder responder de nuevo.

Temerosos de su potente derecho, los rivales le exigen la izquierda. Schwartzman apeló a ese recurso. Aún cauteloso con su muñeca, Del Potro se defiende con un revés cortado y también exhibió buenas condiciones en sus subidas a la red, donde ganó 13 de 19 puntos.

"Pegarle de slice le ayuda porque es un golpe que complica mucho en esta superficie", comentó Schwartzman. "Pero erra muy poco de ese lado. Aunque no le pega máximo como antes, erra muy poco. Y el hecho de ya no errar en un tenis de alto nivel te lo pone más difícil".

En la siguiente ronda, Del Potro enfrentará a un cabeza de serie. Será el estadounidense Steve Johnson, el 19no, que remontó dos sets en contra para doblegar 4-6, 1-6, 7-6 (2), 6-3, 6-3 al ruso Evgeny Donskoy.

También el martes, las hermanas Williams sortearon sus debuts.

El saque de Serena lució en forma óptima al despachar 12 aces en la victoria 6-3, 6-3 ante la rusa Ekaterina Makarova. La menor de las hermanas estadounidenses apenas disputó tres partidos tras coronarse en Wimbledon debido a una dolencia en el hombro derecho, pero dio un buen primer paso en su intento por conquistar su 23er título de Grand Slam

Venus, por su parte, derrotó 6-2, 5-7, 6-4 a la ucraniana Kateryna Kozlova. Williams, dos veces campeona del US Open, cometió 63 errores no forzados.

Murray no pasó sobresaltos al iniciar su empeño por convertirse en el cuarto jugador que en la Era Abierta alcanza las cuatros finales de los Grand Slams en el mismo año. El escocés se deshizo 6-3, 6-2, 6-2 del checo Lukas Rosol, su 23ra victoria en sus últimos 24 partidos, una marcha que incluyó un inédito segundo oro olímpico en Río a comienzos de mes.

Las sorpresas abundaron durante la tarde. La más destacada fue la victoria de Jared Donaldson, un estadounidense de 19 años que venía de superar la fase previa, y que venció 4-6, 7-5, 6-4, 6-0 al belga David Goffin (12). Sam Querrey (12), el estadounidense que emboscó a Novak Djokovic en la tercera ronda de Wimbledon, cayó en cuatro sets ante el serbio Janko Tipsarevic.

En su debut en el cuadro principal de un Grand Slam y tras ganar tres duelos de la fase previa, la paraguaya Montserrat González doblegó 7-5, 6-2 a la montenegrina Danka Kovinic. Fue un partido que enfrentó a dos jugadoras separadas por una amplia brecha de ranking: González inició la semana como la número 192 de la WTA, mientras que Kovinic es la 54.

La argentina Nadia Podoroska, otra debutante en una de las cuatro grandes citas, no corrió la misma suerte al sucumbir 7-6 (6), 6-3 frente a la alemana Annika Beck.

Además, el veterano dominicano Víctor Estrella Burgos fue vapuleado 6-0, 6-1, 6-1 por el portugués Joao Sousa.

Aparte de Del Potro, el otro argentino que avanzó en el cuadro masculino fue Horacio Zeballos. Juan Mónaco y Carlos Berlocq se despidieron.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario