Mundo 22 julio 2016

Tras ataque, Francia aumenta ayuda contra Estado Islámico

PARÍS (AP) — El presidente francés anunció el viernes nueva ayuda para las fuerzas militares iraquíes que combaten al Estado Islámico, tratando de mostrar que su gobierno está actuando en media de críticas de que no había suficiente protección policial en la celebración del Día de la Bastilla en Niza cuando un ataque con un camión mató a 84 personas la semana pasada.

François Hollande delineó además planes para expandir el despliegue militar dentro de Francia este verano y defendió el manejo por su ministro del Interior de la presencia policial en Niza. Ha habido una creciente frustración por el hecho de que las autoridades no pudieron prevenir el ataque del 14 de julio pese a que el país estaba en estado de emergencia por ataques previos.

El presidente dijo que decidió en una reunión de emergencia el viernes enviar equipo de artillería a Irak el próximo mes como parte de un incremento de la ayuda militar para combatir al Estado Islámico. Francia ha estado lanzando ataques aéreos contra posiciones del grupo y proveyendo entrenamiento militar, pero Hollande reiteró el viernes que el país no enviará tropas a Irak.

Subrayando la naturaleza internacional de la pelea contra el Estado Islámico, Hollande dijo: "Aunque Francia fue la atacada el 14 de julio, el blanco fue el mundo".

Prometió que los investigadores encontrarán la verdad sobre "las circunstancias y causas de esta tragedia y las redes del terrorista".

El fiscal de París dice que el atacante Mohamed Lahouaiej Bouhlel tuvo cómplices y parece haber estado planeando su ataque durante meses. Mencionó mensajes de texto, más de 1.000 llamadas telefónicas y video del lugar del ataque en el teléfono de uno de los cinco sospechosos contra quienes se presentaron el jueves cargos preliminares en el caso. Bouhlel murió en un tiroteo con la policía.

En medio de cuestionamientos sobre la presencia policial el 14 de julio, las autoridades en Niza están protestando contra un pedido de la policía antiterrorismo de Francia de que se borren imágenes del ataque tomadas por cámaras de seguridad. Las cámaras pudieran mostrar dónde y cómo los policías estaban desplegados.

La ciudad recibió una carta esta semana de la agencia antiterrorista SDAT —obtenida por The Associated Press_, indicando que las imágenes del atentado del 14 de julio debían destruirse, según dijo el viernes una fuente del Ayuntamiento de Niza.

Un funcionario de la policía nacional dijo que el pedido fue motivado por temores de que las imágenes se filtren y sean usadas para propaganda terrorista. El funcionario no estaba autorizado a ser identificado públicamente.

Un abogado de la municipalidad de Niza presentó una carta de protesta el viernes que dice que las autoridades de la ciudad no cumplirán con el pedido, por razones legales, administrativas y técnicas. El abogado afirmó además que las imágenes quedarán borradas automáticamente el domingo. Investigadores mantendrán copias.

La petición se produjo mientras el gobierno afronta críticas crecientes por las medidas de seguridad tomadas la noche del ataque, y los videos de seguridad podrían mostrar dónde y cómo se desplegó la policía.

El representante regional Christian Estrosi, del opositor partido conservador Republicanos, había pedido medidas de seguridad más fuertes para el espectáculo de fuegos artificiales con motivo del feriado nacional del Día de la Bastilla.

El ministro del interior, Bernard Cazeneuve, admitió el jueves que sólo policía local poco armada protegía el acceso a una zona peatonal en el paseo marítimo de Niza cuando Mohamed Lahouaiej Bouhlel embistió con un camión contra una barricada y mató a 84 personas al arrollar a la multitud. El ministro había dicho antes que la policía nacional protegía el bulevar cerrado.

Se ha iniciado una investigación interna de la policía sobre las medidas de seguridad. Y el presidente, François Hollande, celebraba el viernes una reunión especial sobre seguridad.

La fiscalía de París dijo el jueves que se habían presentado cargos preliminares de terrorismo contra cinco personas por su supuesto papel para ayudar a Bouhlel, que murió abatido por la policía. El fiscal dijo que el agresor tuvo cómplices y parecía haber preparado el ataque durante meses, según mensajes de texto, más de 1.000 llamadas de teléfono y videos del lugar del ataque encontrados en el celular de un sospechoso.

Por su parte, Niza colocó en la fachada de su ayuntamiento dos banderas negras con los nombres de las 84 personas fallecidas en el ataque. Las víctimas eran de varias nacionalidades, al igual que los más de 300 heridos.

___

El periodista de The Associated Press Frank Jordans, en Berlín, contribuyó para este despacho

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario