Deportes 05 octubre 2016

Tras alardes y peleas, Azulejos y Rangers chocan de nuevo

ARLINGTON, Texas, EE.UU. (AP) — Hace un año, José Bautista arrojó su bate por todo lo alto, en un alarde tras conectar un jonrón que rompió el empate en el juego decisivo de la serie divisional de la Liga Americana. Y en mayo, Rougned Odor le propinó un puñetazo que desató una trifulca, en la última vez que los Azulejos y los Rangers se enfrentaron.

Ahora viene la revancha en otra serie divisional entre Toronto y Texas, dos equipos que no se profesan mucho amor.

"No creo que esto sea fingido", dijo el miércoles Kevin Pillar, jardinero de los Azulejos.

"Sabíamos que esto iba a pasar", comentó Elvis Andrus, campocorto venezolano de Texas, sobre el nuevo duelo ante Toronto. "Así es el béisbol".

La serie a un máximo de cinco juegos comienza este jueves en Texas, donde ocurrió el pleito del 15 de mayo entre el venezolano Odor y el dominicano Bautista. Los ánimos se calentaron después de que Bautista, quien se embasó tras ser golpeado en un costado por un lanzamiento, se deslizó de forma agresiva frente al intermedista Odor, en busca de impedir una doble matanza en el último encuentro de una tensa serie.

"Es desafortunado que esto se haya salido de las manos la última vez, pero ocurrió. Está en el pasado y esperemos que se quede ahí", dijo Bautista. "No busco venganza, busco ganar juegos. Me concentro sólo en eso, y ojalá lo consiga".

Con todas esas fricciones recientes, se prestará mucha atención a cualquier recta pegada, barrida ruda o exabrupto.

Pero los equipos buscan algo más. Ninguno llegó a la Serie Mundial el año pasado, y ahora tienen una nueva oportunidad.

"Estos juegos son demasiado importantes. No esperaría nada, pero parece que nadie quiere olvidar esto... Cada vez que enciendes la televisión, repiten esto una y otra vez", dijo el manager de Toronto, John Gibbons. "Pero hay demasiado en juego. Son dos clubes grandes, competitivos y emotivos. Pero de ningún modo espero que ocurra algo así".

Toronto consiguió una emocionante victoria por 5-2 sobre Baltimore en el juego de comodines, realizado el martes, gracias a un jonrón de tres carreras del dominicano Edwin Encarnación, que dejó tendidos en el terreno a los Orioles en la undécima entrada.

Luego del drama y el desgaste, los Azulejos realizaron una práctica breve el miércoles en el parque de Texas. Fue su primera visita al inmueble desde aquella pelea en una tarde dominical, hace más de cuatro meses y medio.

Los nervios estarán al límite, con la adrenalina propia de la postemporada.

"Pienso que esto dará mucha más emoción a los juegos", especuló Andrus. "Es fácil decir ahora que nada va a pasar. Pero cuando estás ahí, jugando con toda la emoción que puede acarrear cada inning, cualquier cosa puede ocurrir".

Las Grandes Ligas impusieron sanciones a 14 jugadores y empleados de los clubes por la batalla campal de mayo. Odor fue suspendido por siete juegos, Bautista por uno y Andrus por otro. Fueron los únicos peloteros suspendidos.

Odor estaba jugando tenis de mesa el miércoles, cuando la casa club de los Rangers se abrió a la prensa. Insistió en que se concentra en que su equipo gane la serie. Afirmó que los Rangers jugarán como lo han hecho todo el año, en el que cosecharon 95 victorias, la mayor cifra de la Liga Americana.

Cuando se le preguntó si lo ocurrido en mayo podría ser una distracción, el camarero de Maracaibo respondió "pienso que eso terminó ya, no me preocupa".

Y dio exactamente la misma respuesta al preguntársele si el puñetazo a Bautista es el mejor que ha conectado en su vida.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario