Mundo 01 junio 2016

Tras 27 años, madres de muertos en Tiananmen prometen pelear

BEIJING (AP) — Las madres de más de 100 personas que murieron en 1989 en la plaza de Tiananmen, en la sangrienta represión del movimiento prodemocrático chino, criticaron el miércoles al gobierno chino por no responder por las muertes de sus hijos y prometieron seguir peleando por la verdad, antes de que este fin de semana se cumpla el 27mo aniversario de los sucesos.

Una carta publicada por el grupo activista Human Rights in China, firmada por 131 madres, indicó que las familias de las víctimas siguen sufriendo acoso e intimidación de las fuerzas de seguridad chinas por continuar en su búsqueda de justicia por sus seres queridos.

"Durante 27 años, la policía ha sido la que ha tratado con nosotros. Durante 27 años..., nosotros, las familias de las víctimas hemos sido vigilados y espiados por la policía", indicó la carta. "La policía emplea medios despreciables, como inventar historias, inventar hechos, lanzar amenazas, etcétera, contra nosotros".

Aunque este trato "sin duda profana las almas de los que perecieron", las madres y el resto de las familias forman un grupo al que con el tiempo se ha empezado a conocer como Madres de Tiananmen. Los familiares dijeron estar convencidos de que terminarán consiguiendo un reconocimiento pleno y objetivo de los sucesos.

La misiva critica al gobierno chino por su apatía, acusa a Beijing de ignorar las peticiones de familiares y de borrar los recuerdos del público del movimiento y la sangrienta represión que se produjo en la noche del 3 al 4 de junio de 1989, cuando murieron cientos, y posiblemente miles de personas.

El gobierno afirma que hizo bien al enviar tropas y tanques a aplastar las protestas, afirmando que fue un alzamiento violento contra el gobierno del Partido Comunista, y ha rechazado las peticiones de que se investigue o siquiera se permita hablar sobre lo sucedido. La mayoría de los principales líderes de las protestas estudiantiles que huyeron al extranjero tras la represión siguen sin tener autorización para volver a China.

La publicación de la carta se debe en parte a un endurecimiento de la seguridad tras la muerte de Jiang Peikun, esposo de Ding Zilin, una de las madres de Tiananmen más conocidas, explicó Yin Min, otra madre del grupo y firmante del texto.

"Parece que no hay un final a la vista. Todos tenemos edades en las que la muerte puede llegar cualquier día, y nos gustaría ver que se revela la verdad y la justicia cuando aún estamos con vida", dijo Yin, cuyo hijo de 19 años, Ye Weihang, murió en la represión.

"Creemos que tenemos la obligación y el derecho a decirle al público cómo hemos vivido estos 27 años e instar al gobierno a tomar medidas", dijo Yin por teléfono.

Ding, que perdió a su hijo de 17 años Jian Jielian en el suceso, declinó ser entrevistada cuando se la localizó por teléfono el miércoles. Como rostro del movimiento, ha sido objeto de las restricciones más duras.

Cada año, esas medidas se endurecen al llegar el aniversario. Los familiares se ven confinados a sus viviendas u obligados a salir de Beijing. Se ven ignorados por todos los medios chinos, controlados por el estado, y se les prohíbe conmemorar públicamente la muerte de sus seres queridos.

Pese a todo, la carta expresaba confianza en que la justicia terminará llegando.

"Empleamos nuestro inmenso amor maternal para declarar públicamente a las generaciones futuras: No sucumban a la fuerza bruta, confronten a todas las fuerzas malignas con coraje y la justicia prevalecerá", indicó la misiva.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario