Mundo 16 octubre 2016

Tifón deja 2 muertos y miles de varados en Filipinas

MANILA, Filipinas (AP) — Un poderoso tifón azotó el noroeste de las Filipinas el domingo, donde dejó al menos dos muertos y miles de personas varadas, cortó la electricidad en algunas zonas, aisló poblados inundados y derribó árboles.

El tifón Sarika, localmente conocido como Karen, entró a la provincia de Aurora el domingo por la mañana y avanzaba rápidamente a través de provincias agrícolas densamente pobladas, con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora (80 millas por hora) y ráfagas de 220 kph (136 mph).

El alcalde Nelianto Bihasa, de Baler, popular pueblo donde se practica el surf en Aurora, dijo que los vientos arrancaron los techos de lámina que tenían muchas casas y derribaron árboles y postes eléctricos, lo que causó apagones y bloqueó los caminos de acceso a algunas localidades.

Se advirtió a los residentes costeros que vayan a áreas seguras, y no ha habido reportes inmediatos de daños colaterales, aparte de dos residentes heridos, agregó.

En la provincia oriental de Catanduanes, un hombre se ahogó luego de ser arrastrado por la corriente de un río, y un campesino murió después de que se cayera y se golpeara la cabeza, dijo el agente de seguridad provincial Gerry Beo.

Tres pescadores fueron reportados desaparecidos, agregó.

El viernes cayó el equivalente a un mes de lluvia a medida que el tifón se acercaba desde el Pacífico, lo que hizo aumentar el caudal de los ríos y arroyos e inundó poblados agrícolas ubicados en zonas bajas, dijo Beo, al tiempo que agregó que la mayoría de los pueblos en la provincia isleña de unos 260.000 residentes no tienen electricidad.

En la provincia de Bataan, 50 alpinistas fueron obligados a descender del monte Tarak bajo una tormenta, pero otros 36 seguían varados a gran altura, de acuerdo con policías y bomberos que trataban de rescatarlos.

Cerca de 200 vuelos internos e internacionales han sido cancelados. Las autoridades ordenaron a miles de pasajeros de transbordadores varados en puertos que no se aventuraran al mar.

Cerca de 20 tifones y tormentas azotan Filipinas cada año, una carga adicional para un país que también es amenazado por terremotos y erupciones volcánicas. El último tifón, Sarika, lleva el nombre de un pájaro cantor de Camboya.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario