Associated Press 18 julio 2016

Texas: Nueva polémica por estudios mexicano-estadounidenses

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Activistas y educadores calificaron el lunes de parcial y mal investigado un libro de texto de estudios mexicano-estadounidenses que ha sido propuesto para ser usado en todo Texas, y alegaron que su contenido es especialmente ofensivo en un estado donde la mayoría de los estudiantes de escuelas públicas es hispana.

La batalla sobre el libro para estudiantes de secundaria se está convirtiendo en el último choque ideológico para la Junta de Educación de Texas, que es controlada por republicanos. Desde hace tiempo, sus miembros han tenido intensos debates sobre la enseñanza de la evolución, el cambio climático y la influencia del cristianismo en los padres fundadores de Estados Unidos. Hay más de 5,2 millones de estudiantes en escuelas públicas del estado.

Hace dos años, los demócratas, que son superados 10-5, trataron infructuosamente de crear un programa completo de estudios mexicano-estadounidenses. En vez de eso, a las editoriales se les pidió entregar libros de texto sobre diversos temas de estudios étnicos que la junta podría considerar para ser usados en el año académico de 2017-2018.

Texas recibió una propuesta, el libro titulado "Mexican American Heritage" (Herencia Mexicano-Estadounidense), de la editorial Momentum Instruction, con sede en Virginia. Pero ahora muchos de los activistas que pidieron un curso más amplio de estudios mexicano-estadounidenses dicen que este libro es racista y tiene errores.

"Lo que ahora tenemos es un libro de texto con bastantes errores y profundamente ofensivo", dijo Celina Moreno, abogada con el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación, en una conferencia de prensa en la entrada de la Agencia de Educación de Texas, donde se reúne la junta.

Moreno y otros activistas forman parte del grupo Responsible Ethnic Studies Text Coalition, que analizó el libro propuesto y detalló lo que califica de "múltiples errores factuales". Por ejemplo, dicen, insinúa que la cultura mexicana promueve la ociosidad, vincula a los mexicano-estadounidenses con inmigrantes que no viven en el país legalmente, y describe a los líderes del movimiento chicano, que promovieron los derechos civiles de los mexicano-estadounidenses en las décadas de 1960 y 1970, como personajes que adoptaron "una narrativa revolucionaria opuesta a la civilización occidental y que quería destruir a esta sociedad".

"Los industrialistas fueron hombre competitivos con mucho ímpetu", dice el libro de texto, según extractos. "En contraste, los jornaleros mexicanos no fueron criados para laborar un día completo tan vigorosamente. Había una actitud cultural del 'mañana'''.

Un número telefónico listado como perteneciente a la editorial Momentum Instruction no fue respondido, por lo que The Associated Press no obtuvo un comentario de la misma.

El grupo defensor liberal Texas Freedom Network dijo que la editorial que publicó el libro de texto es controlada por Cynthia Dunbar, una ex miembro de la Junta de Educación de Texas que ha abogado por planes de estudios que minimizan la separación constitucional de Iglesia y Estado.

Los hispanos representan ahora 52% de los estudiantes de escuelas públicas de Texas, siendo la mayoría de ellos mexicano-estadounidenses.

La junta de educación planea realizar una votación en noviembre sobre si se aprueba el libro de texto "Mexican American Heritage". Los más de 1.000 distritos escolares de Texas no tienen que utilizar materiales de clase aprobados por la junta, pero la mayoría lo hacen.

Como resultado, Texas tiene una influencia más grande de lo normal sobre libros de texto a nivel nacional. Su mercado es tan grande que ediciones realizadas por editoriales para cumplir los estándares de plan de estudios del estado pueden terminar alterando el contenido en libros de texto vendidos en otras partes.

David Bradley, un tradicionalista social y miembro veterano de la Junta de Educación, dijo el lunes que activistas que obligaron a Texas a solicitar los propuestos libros de texto de estudios étnicos ahora están enojados con los resultados.

"Se debe ser cuidadoso con lo que se pide. Lo tienen", dijo Bradley vía telefónica.

Dijo que Texas debería enfocarse en cuestiones básicas como lectura, escritura y matemáticas antes de preocuparse respecto a cursos más especializados.

"Yo soy italiano, irlandés y francés", dijo Bradley. "Y siento como si estuviera siendo discriminado cuando sólo tenemos un programa exclusivo de estudios de minorías en Texas".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario