Associated Press 07 julio 2016

Texas exigirá enterrar o cremar los fetos abortados

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Texas pretende requerir que los fetos abortados sean enterrados o cremados a partir de septiembre, con lo que añade nuevas normas en torno al aborto después de que la Corte Suprema federal derogó las restrictivas leyes estatales a las clínicas que realizan este procedimiento.

El gobernador republicano Greg Abbott les ordenó a las autoridades de salud estatales que propusieran los cambios, indicó su oficina el jueves, los cuales fueron difundidos con el fin de que el público hiciera comentarios al respecto este mes.

Normas similares sobre los restos de los fetos en Indiana están detenidas después de que un juez concedió un interdicto temporal la semana pasada contra la nueva ley antiaborto de ese estado. Esa ley, promulgada en marzo por el gobernador republicano Mike Pence, prohibía los abortos en casos en que el feto presentara anormalidades genéticas.

Sin embargo, Texas no aguardará a que los legisladores aprueben un proyecto de ley relacionado a los restos de los fetos. Abbott había estado hablando durante meses con la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas sobre hacer un cambio, dijo Ciara Matthews, portavoz del gobernador.

A las agencias estatales en Texas se les permite adoptar algunas normas sin necesidad de una aprobación legislativa. Aunque se espera que las normas entren en vigencia a fin de año, Matthews dijo que Abbott espera que la legislatura "consagre" las normas en ley el año próximo.

"El gobernador Abbott cree que los restos humanos y fetales no deberían ser tratados como residuos médicos, y los cambios propuestos en las normas afirman el valor y la dignidad de toda vida", afirmó Matthews.

Los grupos defensores del derecho a abortar se molestaron ante las nuevas normas, que fueron publicadas en internet el 1 de julio con el fin de que el público las revise y emita sus comentarios. Eso fue cuatro días después de que el máximo tribunal del país derogara un par de restricciones de Texas que habrían reducido el número de clínicas que realizan abortos en el estado a 10, de las más de 40 que había en 2012.

"Esto representa un nuevo nivel aún peor para nuestros líderes estatales, que están comprometidos a hacer que el aborto sea inaccesible y a avergonzar a las texanas que aborten", dijo Heather Busby, directora de NARAL Pro-Choice Texas, el brazo político del movimiento en pro del aborto en el estado.

Las restricciones de Texas a las clínicas —las cuales ya no están en vigor— requerían que los médicos que efectúan abortos contaran con privilegios de admisión en un hospital cercano y que todas las instalaciones donde se interrumpieran embarazos tuvieran estándares de operación a la altura de un hospital.

___

Paul J. Weber está en Twitter como: www.twitter.com/pauljweber

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario