EEUU 27 junio 2016

Tesoro exhorta al Senado a aprobar rescate de Puerto Rico

WASHINGTON (AP) — El secretario del Tesoro, Jacob Lew, advirtió el lunes que habrá graves consecuencias, desde el despido de agentes de policía hasta el cierre de un hospital, si el Senado no aprueba un paquete de rescate para Puerto Rico antes del viernes.

El territorio estadounidense está sumido en una recesión de varias décadas, y debe pagar 2.000 millones de dólares a sus acreedores antes del 1 de julio. La Cámara de Representantes ya aprobó un proyecto que crea una junta de control y reestructura parte de la deuda de 70.000 millones de dólares.

Lew dijo en una carta que le envió al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, que la crisis en Puerto Rico "se agravará a un nivel aún más elevado" si el Congreso no toma medidas en los próximos cuatro días. En caso de una mora de pagos el 1 de julio, añadió, el gobierno isleño podría verse obligado a despedir agentes de policía, suspender el transporte público o cerrar un hospital.

"Aunque no conocemos todas las ramificaciones si el Congreso no toma medidas antes de fin de mes, sabemos con certeza que los 3,5 millones de ciudadanos estadounidenses que viven en Puerto Rico se verán aún más perjudicados", dijo Lew.

McConnell, de Kentucky, ha dicho que el Senado estudiará el proyecto esta semana, pero que necesita apoyo bipartidista con el fin de superar el umbral de 60 votos necesarios para la aprobación. La votación podría darse incluso el miércoles.

A continuación presentamos un vistazo a la legislación y a la política al respecto:

___

¿QUÉ HARÍA LA PROPUESTA?

La propuesta de la Cámara de Representantes crearía un organismo de control de siete miembros para supervisar la recuperación financiera de la isla, similar a la junta que supervisó al Distrito de Columbia hace dos décadas. El organismo podría negociar con acreedores y cortes sobre reducción de parte de la deuda, pero la propuesta no provee fondos de los contribuyentes para reducirla.

La legislación es necesaria porque Puerto Rico, al igual que todos los estados y territorios de Estados Unidos, no puede declararse en bancarrota ante la ley. Las municipalidades y los servicios públicos en Estados Unidos continental si pueden hacerlo, no así en la isla.

La Cámara de Representantes no entrará en sesión hasta el 5 de julio, por lo que el Senado tendría que aprobar sin cambios la propuesta para que pueda llegar al escritorio del presidente con el fin de que la firme antes de que venza el plazo el viernes.

___

¿QUIÉN LA RESPALDA?

La legislación cuenta con un inusual respaldo de la Casa Blanca y los líderes republicanos en el Congreso. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, republicano de Wisconsin, ayudó a negociar la propuesta.

"Los puertorriqueños también son estadounidenses. Pagan nuestros impuestos, combaten en nuestras guerras. No podemos permitir que esto suceda", dijo Ryan antes de que la cámara baja aprobara la propuesta el 9 de junio en una votación de 297 a 127.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de California, también está a favor de la medida, pese a que los demócratas se oponen a una cláusula que le permitiría al gobierno de Puerto Rico reducir el salario mínimo de forma temporal para algunos de sus trabajadores más jóvenes.

El gobernador de Puerto Rico respalda la propuesta, pese a que afirma que la junta de control tendría demasiado poder en el gobierno territorial.

___

¿QUIÉN NO RESPALDA LA MEDIDA?

El líder demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nevada, hasta el momento se ha reservado su apoyo a la propuesta, en parte debido a la cláusula del salario mínimo.

"Como mínimo necesitamos algunas enmiendas", dijo Reid la semana pasada.

El senador demócrata Bob Menendez de New Jersey, y el senador independiente de Vermont, Bernie Sanders, se oponen a la propuesta al indicar que la junta de control sería demasiado favorable para los acreedores e ignoraría a los puertorriqueños comunes.

Algunos acreedores han presionado a los conservadores para que se opongan a la medida, bajo el argumento de que es injusta para los bancos y sería el equivalente a un rescate para el territorio.

Al momento de programar un voto procesal para la propuesta, McConnell indicó el lunes en el piso del Senado que no se permitirán enmiendas.

___

EL FIN DEL PLAZO

Durante semanas, McConnell ha dicho que el Senado aceptará la propuesta, pero ha demorado su análisis hasta la última hora. Se espera que la cámara alta comience a someter a votación la medida hacia mediados o finales de la semana.

Eso pone a Reid y a los demócratas en el Senado en una posición difícil: Si alargan el debate más allá del plazo que vence el viernes, podrían ser responsabilizados de cualquier repercusión en el territorio.

Lew dijo que si Puerto Rico incumple en su pago de deudas y las demandas de los acreedores tienen éxito, un juez podría ordenar que la isla pague a los acreedores en cuestiones de salud, educación y servicios de seguridad pública. El proyecto de ley suspendería temporalmente esas demandas.

"No hacer nada en este momento para poner fin a la crisis de deuda resultará en un desarrollo caótico y desordenado de la situación con consecuencias generalizadas", escribió Lew a McConnell.

___

Mary Clare Jalonick está en Twitter comok: http://twitter.com/MCJalonick

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario