Associated Press 14 julio 2016

Ted Cruz sopesa su papel en la revuelta contra Donald Trump

CLEVELAND, Ohio, EE.UU. (AP) — El senador Ted Cruz está rehusándose a condenar una rebelión contra Donald Trump en la Convención Nacional Republicana en momentos en que el legislador de Texas sopesa su futuro político frente a la perspectiva de un bochorno del partido a nivel nacional.

El silencio de Cruz, mientras sus seguidores continúan con sus planes para socavar a Trump, molesta a los aliados del virtual candidato presidencial republicano y a los líderes del partido, todos ellos ansiosos de evitar un bochorno público cuando la convención de cuatro días inicie formalmente el lunes.

Sin embargo, tras haber aceptado un espacio para hablar en el escenario principal, hay señales de que el senador de 45 años está dispuesto a cooperar con la campaña de Trump —al menos de manera privada_, incluso mientras trabaja para mantener su popularidad entre los conservadores opuestos al magnate.

Activistas leales a Cruz libraron el jueves una batalla en torno a reglas de la convención que podría derivar en que los delegados tengan libertad para desconocer los resultados de las primarias estatales, entre otros cambios. Este grupo rebelde tiene pocas posibilidades de ganar, pero incluso una pequeña rebelión podría avergonzar a la campaña de Trump y a los líderes del partido durante un evento diseñado para mostrar unidad interna.

"Cruz podría detener eso", dijo Steve Scheffler, integrante del comité nacional republicano de Iowa.

"No está fomentando nada de buena voluntad", dijo Steve Duprey, contraparte de Scheffler en New Hampshire.

Sin embargo, los grupos de Trump y Cruz insinúan que ambos están trabajando juntos, más de lo que muchos creen.

Cruz no alentará abiertamente a una franca rebelión para que los delegados queden en libertad de decidir, bajo ninguna circunstancia, de acuerdo con asesores de ambos grupos. Aparte, ha mostrado voluntad para, de ser necesario, presionar en privado a delegados problemáticos con el fin de asegurarse que la convención se desarrolle tranquilamente.

Los asesores hablaron bajo condición de guardar el anonimato porque no están autorizados a declarar sobre conversaciones privadas. El presidente de la campaña de Trump, Paul Manafort, rechazó el alegato de que el senador de Texas no está haciendo lo suficiente para detener a los rebeldes.

"Cruz y Trump se llevaron muy bien durante la mayor parte de la campaña de las primarias", dijo Manafort a The Associated Press. "El partido está uniéndose".

___

El reportero Alan Fram de The Associated Press contribuyó desde Cleveland.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario