Mundo 02 noviembre 2016

Técnico Bauza preocupado por futuro de Argentina

BUENOS AIRES (AP) — Sumido en la preocupación. Así estaba el jueves el técnico de Argentina, Edgardo Bauza, después que una decisión de escritorio dejó a su equipo peor de lo que estaba en la carrera sudamericana hacia al Mundial de 2018.

"La preocupación existe porque la clasificación no está asegurada, la tenemos que ganar", declaró Bauza en una entrevista exclusiva con The Associated Press en el cuartel general de la selección argentina, en ciudad de Ezeiza a las afueras de Buenos Aires.

Para el "Patón" Bauza, el tema no parece ser una catástrofe pero si una mala noticia: Argentina, que figuraba en zona de repechaje con su quinto lugar, bajó un peldaño y quedó por ahora fuera de combate para Rusia por la decisión de la FIFA de castigar a Bolivia por la mala inclusión de un jugador en dos partidos por las eliminatorias. El fallo del martes benefició a Chile y Perú.

"No hay que ser tan determinante, hay que esperar la apelación de Bolivia y ver después qué determinación toma la FIFA", dijo el entrenador de 58 años. "Pero más allá de este conflicto que hubo con Bolivia, la clasificación sigue dependiendo pura y exclusivamente de nosotros".

La decisión de la FIFA impulsó a Chile al quinto puesto, de donde desplazó a Argentina por diferencia de goles. También bajó a Paraguay del sexto al séptimo lugar, Bolivia se mantuvo penúltima y al igual que Venezuela están casi afuera de la discusión.

"Al margen de todo, sigo pensando que si ganamos todos los partidos de locales tenemos, la clasificación para el Mundial", indicó Bauza, quien ganó la Copa Libertadores con Liga de Quito de Ecuador en 2008 y con San Lorenzo de Argentina en 2014. "Ese es el primer objetivo, eso es lo más importante".

Si Argentina gana los cuatro partidos que le restan en casa (Colombia, Chile, Venezuela y Perú) alcanzaría los 28 puntos, la misma cantidad que cosechó cuando terminó cuarto bajo el mando de Diego Maradona en las eliminatorias para Sudáfrica 2010.

Argentina visitará al líder Brasil el 10 de noviembre en Belo Horizonte y recibirá al cuarto Colombia cinco días después en San Juan.

"Serán dos partidos con dos rivales directos que son fundamentales para tratar de sacar buenos resultados", reflexionó el técnico. "Sería bueno, como mínimo, sacar cuatro puntos".

Desde que reemplazó a Gerardo Martino al término de la Copa América Centenario, Bauza lleva apenas cuatro partidos al frente de la selección: venció 1-0 en su debut a Uruguay el primero de septiembre en Mendoza con gol de Lionel Messi, y después solo cosechó dos puntos sobre nueve posibles con empates con Venezuela en Mérida y Perú en Lima, en ambos casos 2-2, además de su última derrota 1-0 con Paraguay en Córdoba.

En los tres últimos, la ausencia de Messi por diversas lesiones se notó en demasía.

"La gravitación de Messi con la selección es muy grande, es un jugador con un desequilibrio importantísimo y cuando el rival lo tiene enfrente le aumentan las preocupaciones", reconoció Bauza. "Pero Argentina tiene jugadores de un gran nivel para poder jugar sin él, y eso es lo que estamos intentando hacer".

Aunque la ausencia de Messi podría ser un atenuante, Argentina no encontró su identidad y las críticas hacia Bauza y sus dirigidos son moneda corriente por una cadena de errores evidentes en todas sus líneas. El ataque es un ejemplo, ya que convirtió apenas 11 goles, menos de la mitad de los que gritó Brasil y cuatro menos de los que tiene el octavo Perú.

"Las críticas no me molestan para nada, es normal que las críticas aparezcan. Lo que me saca (me molesta sobremanera) es la falta de respeto, y no solo conmigo sino con los jugadores", dijo Bauza, dando muestras de sentirse molesto por primera vez en la entrevista de unos 20 minutos. "Parte del periodismo piensa que con eso tienen más audiencia".

El técnico hizo luego alusión a las tres finales seguidas que perdió Argentina —Mundial de Brasil 2014 ante Alemania, y Copa América en 2015 y 2016 ante Chile— y dijo: "Salimos segundos y decimos que fracasamos. Los argentinos somos muy complicados".

Bauza asumió el 5 de agosto, en medio quizás de la peor crisis institucional de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), intervenida por una comisión de la FIFA que busca restaurar el orden.

"Cualquier conflicto que haya me molesta, me afecta y me pone mal", destacó Bauza. "Espero que esto se solucione pronto; hay asociaciones que corren el riesgo o se quedaron afuera de todas las competencias internacionales por no acatar un reglamento que rige".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario