Mundo 23 marzo 2016

Tailandia: debaten impunidad de los ricos e influyentes

BANGKOK (AP) — La videograbación es digna de asombro: en un tramo de carretera prácticamente vacío, se ve un automóvil compacto transitando en la vía más lenta. De pronto, aparece un Mercedes-Benz negro y embiste por detrás al automóvil a velocidad vertiginosa. En una fracción de segundo, una nube de humo y escombros ennegrece la pantalla.

Lo que ocurrió a continuación es bien conocido en Tailandia y motivo de indignación. El automóvil chocado estalló en llamas y sus ocupantes, una pareja de universitarios, murieron. El conductor del Mercedes, hijo de un acaudalado empresario tailandés, sobrevivió con heridas leves y se negó a someterse a exámenes de alcohol y drogas. La policía calculó que marchaba a unos 240 kilómetros (150 millas) por hora.

Desde que el video fue cargado y retransmitido por redes sociales la semana pasada, el choque mortífero del 15 de marzo ha reavivado un debate sobre la impunidad de los ricos y los influyentes en Tailandia.

El conductor del Mercedes, Janepob Verraporn, de 37 años, encabeza una lista de los "niños ricos fatales de Bangkok", como califica un periódico a los hijos de los privilegiados que han matado con sus automóviles de lujo. Los programas de televisión, los foros sociales y los editoriales han avivado el debate acerca de si se hará justicia con Janepob.

La policía se ha defendido de las críticas por el modo en que manejó el incidente y protegió a Janepob, cuyo padre es propietario de una compañía importadora de automóviles de lujo.

"La ley es la ley; seas rico o pobre debes pagar por tus hechos", afirmó el lunes el vocero de la policía nacional Songpol Wattanachai, y pidió a los escépticos que confíen en la policía. "Se hará justicia. El hecho de que sea rico no significa que no irá a la cárcel".

Los policías que manejaron el caso en la provincia de Ayutaya, a 50 kilómetros (30 millas) al norte de Bangkok, fueron marginados por no tomar pruebas de alcohol y drogas a Janepob, pero después se defendieron. Un comandante de policía dijo que el sospechoso tenía el derecho a negarse y agregó que la policía y los rescatistas no olieron alcohol en el aliento de Janepob.

En medio del furor público, la policía acusó la semana pasada a Janepob de conducir incapacitado o intoxicado, cargo que conlleva una pena de prisión de tres a diez años, dijo el subjefe de policía de Ayutaya, coronel Surin Thappanbupha. Según la ley tailandesa, afirmó, la negativa a someterse a los exámenes equivale a conducir intoxicado.

Janepob enfrenta otro cargo de manejo imprudente causante de muertes y daños materiales, que conlleva una pena máxima de diez años. El sospechoso no fue detenido después de pagar una fianza de 200.000 bahts (5.700 dólares) y está en un hospital privado de Bangkok.

______

El periodista de Associated Press Ying Panyapon contribuyó a este informe.

______

En la red:

https://www.youtube.com/watch?v=YbQBZue6190

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario