Associated Press 18 junio 2016

Suroeste de EEUU se prepara para ola de calor

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — A 48 grados centígrados (120 Fahrenheit), algunos aviones podrían no despegar. Las redes eléctricas se deforman porque el aire evita que los cables se enfríen. Y para los residentes del desierto, una botella fría de agua y algo de sombra puede representar la diferencia entre la vida y la muerte.

Partes del suroeste estadounidense, acostumbradas durante mucho tiempo a temperaturas de más de 37 grados C (100 F), están preparándose para una ola de calor y, en Phoenix, las autoridades le están advirtiendo a los residentes que el termómetro podría llegar a 48 C (120 F), acercándose al récord de Phoenix de 50 C (122 F).

"Si vamos a llegar a 115 o 120 (46 o 48 C), la gente necesita darse cuenta de que estará en una situación que pone en peligro su vida si es que no se mojan y toman agua", dijo Kevin Kalkbrenner, director de seguridad nacional y administración de emergencias en Phoenix.

El calor excesivo contribuyó a la muerte de 84 personas en el estado el año pasado, dijeron funcionarios del condado de Maricopa, el más grande de Arizona. Las autoridades ya han confirmado el primer fallecimiento relacionado al calor de este año, una anciana que murió en junio tras estar expuesta al calor en su jardín trasero.

La doctora Cara Christ, directora del Departamento de Servicios de Salud de Arizona, está advirtiendo a los residentes que estén atentos a los síntomas de enfermedad por calor: sed, piel enrojecida, calambres, cansancio y falta de sudor. La agencia les está diciendo a funcionarios locales que se preparen para una oleada de enfermos por calor.

El departamento de parques de Phoenix está asignando guardias adicionales en vías de senderismo, advirtiéndole a la gente sobre los peligros y pidiéndoles que regresen de sus caminatas para el mediodía.

Las empresas de electricidad de Arizona alistan personal adicional y se preparan para contar con electricidad extra, dijo Jacob Tetlow, administrador general de operaciones de la Arizona Public Service Co.

Las aerolíneas estarán supervisando las temperaturas debido a que el calor excesivo puede afectar los cálculos de rendimiento y evitar que los aviones despeguen, dijo Polly Tracey, portavoz de American Airlines.

Tracey agregó que ellos podrían tener que demorar vuelos hasta que el calor baje, pero las autoridades tendrán que esperar y ver antes de tomar una decisión.

El día más caluroso de que se tenga registro en Arizona fue en 1990, cuando las temperaturas alcanzaron los 50 grados C (122 F), dijo Nancy Selover, climatóloga estatal. Las aerolíneas suspendieron todos los vuelos del Aeropuerto Internacional Sky Harbor de Phoenix, agregó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario