Associated Press 26 julio 2016

Surgen detalles en caso de mexicano muerto en frontera

TUCSON, Arizona, EE.UU. (AP) — Un agente de la Patrulla Fronteriza acusado de matar a un adolescente mexicano, al dispararle a través del cerco fronterizo, vomitó tras disparar y dijo que la gente le tiró piedras que golpearon a un perro policía.

Documentos que fiscales presentaron la semana pasada también indican que el supervisor de la Patrulla Fronteriza Leo Cruz-Mendez dijo que estaba sorprendido de ver al agente Lonnie Swartz al lado del cerco la noche del incidente, el 10 de octubre del 2012. Swartz había sido asignado a trabajar en una garita de ingreso cercana.

Un juez federal ha programado una audiencia para agosto, para determinar si las declaraciones del agente pueden ser usadas en su juicio por la muerte del muchacho de 16 años.

El otoño pasado, un jurado investigador acusó a Swartz de asesinar a José Antonio Elena Rodríguez, disparándole a través del cerco fronterizo en Nogales. Por primera vez, documentos presentados en corte han revelado detalles de lo ocurrido.

Cruz-Mendez dijo a un jurado investigador que dijo a Swartz que todo estaba bien después del incidente, pero el agente comenzó a vomitar.

De acuerdo con los documentos, Swartz dijo que gente le tiró piedras del otro lado del cerco y una de las rocas le pegó al perro policía.

"Yo disparé y alguien murió en México", prosiguió, y mostró el cargador vacío que traía en el bolsillo, de acuerdo con archivos de corte.

Una autopsia realizada en Sonora, México, mostró que Elena Rodríguez recibió 10 impactos de bala. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha rehusado entregar la grabación de la cámara de vigilancia del incidente.

No es raro que agentes de la Patrulla Fronteriza se muevan del lugar asignado en respuesta a un incidente, de acuerdo con Shawn Moran, portavoz del sindicato nacional de la agencia. La garita de ingreso de Nogales está a solo unas cuadras de donde murió Elena Rodríguez.

El juez federal de distrito Raner C. Collins ha programado una audiencia para el 23 de agosto, cuando planea ver si admitirá o no las declaraciones iniciales de Swartz y las respuestas que le dio a Cruz-Mendez. Fiscales han argumentado que las declaraciones deben de ser admitidas, algo a lo que se oponen los abogados de Swartz.

Los abogados de Swartz dicen que el agente estaba obligado a responder las preguntas de Cruz-Mendez para evitar sanciones disciplinarias, incluyendo la posibilidad de ser despedido.

El juicio ha sido retrasado por cuarta vez a pedido del abogado de Swartz, Sean Chapman. Ahora está programado para que inicie en febrero, casi cuatro años y medio después del incidente.

A través de su abogado, la familia de Elena Rodríguez rehusó hacer comentarios.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario