Deportes 06 agosto 2016

Superadas amenazas de muerte, Bostick busca redención en NY

FLORHAM PARK, New Jersey, EE.UU. (AP) — Brandon Bostick intentó no permitir que las amenazas de muerte le afectaran.

Tampoco leyó todos los mensajes de odio por correo electrónico ni los comentarios llenos de insultos en las redes sociales durante meses.

El tight end fue el enemigo público número uno en Green Bay durante el invierno de 2015, luego de que su error en una patada corta en el juego de campeonato de la Conferencia Nacional (NFC) cambiara el rumbo del partido y ayudara a Seattle para avanzar al Super Bowl.

Los aficionados frustrados culparon a Bostick, cuyo nombre aún es asociado a uno de los días más decepcionantes en la historia de los Packers.

"Ese fue tal vez el punto más bajo de mi vida", declaró Bostick a The Associated Press, "y quizá una de las cosas más difíciles con las que tenido que lidiar".

Diecinueve meses después, Bostick está en el campamento de entrenamiento con los Jets de Nueva York, en busca de redención por un momento que espera algún día simplemente se desvanezca.

"Desde que estoy aquí, nadie en realidad me ha preguntado sobre eso", dijo. "Hablaré sobre ello cuando sea, pero en realidad no hablan del tema aquí. Así que, sin duda diría que lo he dejado atrás. Con suerte estaré aquí cuando inicie la temporada, haré un par de jugadas y entonces será olvidado en definitiva".

Con Green Bay arriba de Seattle 19-14 y a poco más de dos minutos de una aparición en el Super Bowl, los Seahawks intentaron una patada corta. El balón saltó de la superficie artificial del CenturyLink Field y llegó flotando a Bostick. Pero entonces, el ovoide rebotó en las manos del tight end y en su casco para ser recuperado por el jugador de Seattle, Chris Matthews. Los Seahawks anotaron un touchdown y lograron la conversión de dos puntos para tomar una ventaja de 22-19. Green Bay empató a falta de 14 segundos, pero Seattle ganó 28-22 en tiempo extra.

"Diría que fue algo borroso", recordó Bostick. "Pasé por ello, pero no sé en realidad qué pasó. Todo sucedió rápido"

Bostick, quien después del juego declaró que se suponía que debía bloquear para permitir que Jordy Nelson recuperara el balón, cargó con el peso del veneno de los aficionados de los Packers. Eso incluyó amenazas de muerte y gente tan enojada que deseó que Bostick disapareciera, o cosas peores.

"Es una de esas cosas que en realidad no te tomas en serio, pero deberías hacerlo", afirmó. "Pero no me lo tomé en serio y no hice nada al respecto".

___

Sitio de AP de NFL: www.pro32.ap.org and AP NFL Twitter feed: http://twitter.com/AP_NFL

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario