Associated Press 09 octubre 2016

Suman 18 muertos en EEUU por Matthew; inunda North Carolina

FAYETTEVILLE, North Carolina, EE.UU. (AP) — Debido a las torrenciales lluvias que causó el huracán Matthew en North Carolina, miles de personas quedaron súbitamente atrapadas en casas y vehículos.

Los socorristas rescataron en helicópteros de la Guardia Costera a personas atrapadas en los tejados y utilizaron vehículos militares para llegar a donde estaban otras, entre ellas una mujer que permaneció tres horas arriba de un árbol después de que su vehículo quedó bajo el agua.

En otro dramático rescate, una mujer que subió con su pequeño hijo al techo de su auto fue puesta a salvo cuando las aguas aumentaban de nivel, situación que pone de relieve la velocidad con la que Matthew causó estragos en un territorio a unos 160 kilómetros (100 millas) de la costa sin que ocasionara los daños catastróficos que tanto se temían en la costa del sureste.

El temporal causó más de 500 muertos en Haití y por lo menos 18 en Estados Unidos. Casi la mitad de los fallecimientos en territorio estadounidense ocurrieron en North Carolina. La mayoría de las víctimas fueron arrastradas por las corrientes.

El gobernador Pat McCrory dijo que las autoridades buscaban a cinco personas y que se teme que haya más víctimas.

Los problemas distaban de haber terminado porque toda la lluvia —más de 30 centímetros en algunos lugares— va a dar a los ríos y fluye corriente abajo, lo que posiblemente causará días de fuertes inundaciones en muchos de los mismos sitios a los que devastó un diluvio similar causado por el huracán Floyd en 1999.

"El huracán Matthew está fuera del mapa. Pero continúa con nosotros. Y todavía es mortal", señaló MCrory.

La localidad de Princeville de 2.000 habitantes que desapareció en las aguas del río Tar durante Floyd, fue evacuada el domingo. Según previsiones, el caudal de ese río se elevaría 5,10 metros (17 pies) arriba del nivel de inundación para el lunes en la noche, situación jamás vista desde aquella tormenta.

McCrory dijo que habría más desalojos debido a los pronósticos de que algunos ríos alcanzarían niveles muy altos para el próximo viernes.

Más de un millón de personas en South Carolina y North Carolina estaban sin electricidad y la Interestatal 95 —la principal carretera que une la costa este desde Florida a Maine— fue cerrada en al menos cuatro tramos en North Carolina.

La intensidad de los aguaceros tomó por sorpresa a muchas personas.

Ezekiel Crowe escapó el sábado de las inundaciones en Fayetteville junto con sus padres y siete hermanos y hermanas. Una embarcación de la policía los rescató de un apartamento cuando las aguas aumentaban de nivel.

"Tuve miedo. Creí que era el fin del mundo. Pero no fue así", afirmó.

___

Waggoner informó desde Raleigh, North Carolina. Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Jonathan Drew en Raleigh; Jeffrey Collins y Jack Jones en Columbia, South Carolina; Russ Bynum en Savannah y Terrance Harris en Daytona Beach, Florida.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario