Mundo 20 junio 2016

Suicida mata a al menos 14 en Kabul, dice funcionario afgano

KABUL, Afganistán (AP) — Un suicida talibán mató a 14 guardas de seguridad nepalíes en un ataque contra un minibús el lunes en la capital de Afganistán, Kabul, dijeron el Ministerio del Interior y un funcionario de seguridad afgano.

Los nepalíes se dirigían a la embajada de Canadá, donde trabajaban como guardas de seguridad, según uno de los heridos en el ataque.

Esta fue la última agresión perpetrada por los talibanes, que han intensificado sus ataques, incluyendo en la capital afgana, dentro de su ofensiva de verano. Los insurgentes suelen atacar a empleados del gobierno y fuerzas de seguridad afganas en todo el país.

En otras partes de Afganistán, una bomba adosada a una motocicleta mató a ocho civiles durante la hora punta matinal en una provincia del noroeste y, más tarde el lunes, otro atentado talibán en la capital mató a un civil e hirió a cinco personas más, entre ellos un miembro del consejo provincial que era el objetivo del atentado, según autoridades.

En el ataque contra los guardas nepalíes, el agresor iba a pie y chocó contra el minibús, explicó el general Abdul Rahman Rahimi, jefe de la policía de la ciudad. No identificó a la empresa de seguridad extranjera para la que trabajaban los fallecidos.

El Ministerio de Interior confirmó en un comunicado que los 14 muertos eran todos ciudadanos de Nepal, y describió el ataque como obra de un "terrorista suicida". Otras nueve personas, cinco empleados nepalíes y cuatro civiles afganos, resultaron heridos en la explosión, agregó.

Amrit Rokaya Chhetri, un guarda nepalí que resultó herido, dijo a The Associated Press que en el momento de la explosión se dirigían a su trabajo en la embajada de Canadá.

"Mucha gente murió", declaró Chhetri desde su cama de hospital, con la cabeza cubierta de vendas. "Le digo a mi familia que estoy bien y que regresaré a casa".

Abdulá Abdulá, el presidente ejecutivo del país, condenó el ataque en una publicación en Twitter, diciendo: "Este ataque es un acto de terror e intimidación".

El portavoz Taliban, Zabihullah Mujahid, reivindicó la autoría del ataque en un comunicado enviado a medios de comunicación.

A finales de mayo, un suicida atacó un minibús que trasladaba a empleados judiciales a primera hora de la mañana en Kabul, matando a 11 personas — jueces y funcionarios. Los talibanes se atribuyeron también la responsabilidad por ese ataque. El asaltante, que iba a pie, hizo estallar su chaleco explosivo cuando caminaba junto al vehículo en la parte occidental de la cuidad.

En Nepal, Bharat Raj Paudyal, portavoz del Ministerio de Exteriores, dijo que el gobierno está al tanto del incidente del lunes en Kabul e intenta verificar los nombres de las víctimas y los detalles sobre el atentado.

Nepal no tiene embajada en Afganistán pero su máximo diplomático en Islamabad, Pakistán, está trabajando para obtener los detalles de lo sucedido, explicó.

Ningún grupo reclamó de inmediato el atentado perpetrado con la moto en la provincia norteña de Badakhshan, aunque el movimiento talibán es muy activo en la zona y suele atacar a fuerzas de seguridad afganas en la zona.

Por otra parte, la segunda explosión registrada en la capital tuvo lugar junto a la vivienda de Mawlavi Attaullah Faizani, miembro del consejo provincial de Kabul, apuntó Sediq Sediqqi, vocero del ministro afgano del Interior.

___

Los periodistas de The Associated Press Amir Shah en Kabul, Afganistán, y Binaj Gurubacharya en Katmandú, Nepal, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario