Mundo 21 octubre 2016

Sudáfrica abandonará la Corte Penal Internacional

JOHANNESBURGO, Sudáfrica (AP) — El gobierno Sudáfrica enviará pronto al Parlamento una propuesta para retirarse de la Corte Penal Internacional, según dijo su ministro de Justicia, con lo que se convertiría en el segundo esta semana —después de Burundi— que abandona el tribunal que persigue las peores atrocidades del mundo.

La ley propondrá que Sudáfrica revoque el Estatuto de Roma que creó el tribunal porque está "en conflicto y es inconsistente con" la ley de inmunidad diplomática del país, indicó el ministro de Justicia y Servicios Penitenciarios, Michael Masutha.

"Hubo que tomar una decisión difícil", dijo Masutha en una rueda de prensa.

El Estatuto de Roma indica que los países miembros tienen la obligación legal de detener a cualquiera buscado por la corte.

La decisión sudafricana plantea el temor a que los países hayan empezado a hacer realidad las amenazas emitidas durante años sobre que abandonarían el tribunal por considerar que se centra de forma desproporcionada en el continente africano.

"Es importante tanto para Sudáfrica como para la región que se detenga este tren de huidas", dijo el viernes Dewa Mavhinga, investigador jefe de la división en África de Human Rights Watch.

La noticia sigue a una disputa el año pasado por una visita del presidente de Sudán, Omar al-Bashir, buscado por el tribunal por supuestos crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio cometidos en Darfur.

Al-Bashir viajó en 2015 a Sudáfrica para una cumbre de la Unión Africana, y pudo marcharse a pesar de que un tribunal local había ordenado a las autoridades que impidieran su salida del país por una orden internacional de arresto.

La "incertidumbre legal" derivada del Estatuto de Roma choca con el objetivo sudafricano de fomentar la resolución de conflictos a través del diálogo, lo que puede incluir alojar a adversarios en su territorio, dijo Masutha.

Someter al jefe de gobierno de otro país a persecución en una corte sudafricana o entregarlo a la CPI supondría una interferencia en los asuntos de otro estado, añadió el ministro.

"Uno no puede pensar en un escenario más plausible de cambio de régimen forzado por un país a otro", afirmó.

Associated Press tuvo acceso al jueves a una copia del "Instrumento de Retierada", con fecha del miércoles y firmada por el ministro de Exteriores Maite Nkoana-Mashabane.

El documento afirma que Sudáfrica "ha determinado que sus obligaciones con respecto a la resolución pacífica de conflictos son en ocasiones incompatibles con la interpretación que da la Corte Penal Internacional a las obligaciones contenidas en el Estatuto de Roma" que formó el tribunal.

Algunos países africanos han acusado a la corte de centrarse de forma desproporcionada en su continente. En los seis casos en marcha o a punto de comenzar sólo se ha acusado a personas africanas, aunque hay investigaciones preliminares abiertas en otros lugares del mundo.

La Unión Africana ha pedido al tribunal que detenga los procesos contra presidentes en el cargo, y señalado que no obligará a sus estados miembros a detener a un jefe de gobierno en nombre de la CPI.

Algunos países quieren formar una corte africana separada con jurisdicción sobre los casos de violaciones de derechos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario