Associated Press 27 abril 2016

SpaceX quiere enviar una cápsula a Marte en el 2018

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — SpaceX ha puesto la mira en Marte.

Elon Musk, el multimillonario fundador y director general de la compañía, anunció el miércoles en Twitter que planea enviar una cápsula Dragon al planeta rojo, posiblemente en el 2018. Representaría el primer gran paso hacia su objetivo final de colonizar ese cuerpo celeste.

La nave será bautizada Red Dragon, indicó Musk. No tendrá tripulantes en su primer vuelo de pruebas.

El funcionario dijo que no recomienda llevar tripulantes en una Dragon más allá de la Luna. Su capacidad interior es apenas similar a la de una camioneta deportiva.

"No sería divertido para viajes más largos", explicó Musk en un tuit.

SpaceX, con sede en California, ya usa cápsulas Dragon para viajes de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional y pudiera comenzar a transportar astronautas estadounidenses al laboratorio para finales del año próximo.

Musk dijo que el nuevo diseño de la Dragon busca permitirle aterrizar en cualquier sitio en el sistema solar. El sistema propulsor de aterrizaje fue probado recientemente en la planta de SpaceX en McGregor, Texas.

La cápsula Red Dragon sería lanzada a bordo de una versión más potente del actual cohete SpaceX Falcon que podría debutar al final del año en el Centro Espacial Kennedy de la Florida.

Musk prometió que habrá detalles adicionales sobre su plan general sobre Marte. Después de aterrizar con éxito una parte del impulsor Falcon sobre una plataforma en el mar a principios de este mes, el magnate dijo que hablaría más sobre su plan de establecer una ciudad en Marte durante una reunión sobre el tema aeroespacial a realizarse en septiembre en México.

"Pienso que va a sonar bastante demente. Así que, cuando menos, deberá ser entretenido", dijo a reporteros.

Musk sostiene que reutilizar cohetes es crucial para reducir los costos de lanzamiento y, por consiguiente, hacer accesible el espacio. SpaceX ha logrado hasta ahora aterrizar la primera etapa de un cohete en tierra, así como sobre una plataforma en el mar. El propulsor recuperado recientemente podría volar nuevamente a mediados de año en otra misión para colocar en órbita un satélite.

La NASA, mientras tanto, cuenta con su propio programa de exploración de Marte, el cual tiene la intención de enviar astronautas al planeta en la década de 2030. La agencia dejó de realizar transportes a la estación espacial tras el retiro de los transbordadores para enfocarse en ese objetivo a largo plazo.

Poco después del anuncio de SpaceX, la subadministradora de la NASA Dava Newman dijo que la agencia espacial ofrecerá soporte técnico a la compañía de Musk a cambio de información sobre datos respecto al descenso y aterrizaje de la Red Dragon en Marte. No habrá intercambio de dinero, agregó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario