Associated Press 08 noviembre 2016

Sospechoso habría emboscado a madre e hija en California

LONG BEACH, California, EE.UU. (AP) — Un hombre de Oklahoma acusado de los homicidios de una madre y su hija de 4 años en el sur de California se escondió atrás de un letrero antes de disparar una escopeta contra la familia, dijeron el martes los fiscales.

La Fiscalía Federal de Los Ángeles acusó a Brandon Colbert, de 22 años, de Tulsa, de dos cargos de homicidio y uno de intento de asesinato, así como acusaciones de circunstancias especiales como acechar y varios homicidios en el ataque a tiros del 6 de agosto.

El juez ordenó el martes que Colbert fuera mantenido en prisión sin derecho a fianza en la comparecencia inicial en Long Beach. No buscó un acuerdo con la fiscalía y su abogado no respondió de momento a una solicitud para que hiciera declaraciones sobre el caso.

El individuo fue arrestado el domingo después de que lo vincularan a ADN presentado por los detectives.

El jefe de la policía de Long Beach, Robert Luna, dijo que no se ha establecido motivo alguno en el ataque que ha alarmado a los habitantes de esta ciudad costera, 35,4 kilómetros (22 millas) al sur del centro de Los Ángeles.

Continúa vigente una recompensa de 40.000 dólares ofrecida antes por información que condujera a un arresto y a la declaración de culpabilidad del o los responsables del ataque.

"No hemos descartado la posibilidad de que otros pudieran estar implicados en este horrendo crimen", dijo Luna el lunes.

Carina Mancera, de 26 años, y su hija, Jennabel Anaya, acababan de estacionar su vehículo y regresaban a su apartamento con el padre de la menor cuando fueron atacados con un arma de fuego, dijo la policía.

Mancera murió en el lugar. Anaya fue llevada en condición crítica a un hospital y falleció a la mañana siguiente. El novio de Mancera también fue blanco de los disparos pero no resultó herido.

El padre de la niña dijo a los investigadores que no vio al agresor.

Los detectives revisaron numerosas horas de imágenes de cámaras de vigilancia mientras eran procesadas las pruebas forenses recuperadas del lugar, señaló Luna.

En septiembre, las autoridades anunciaron que habían identificado a una persona de interés en las imágenes de la cámara de vigilancia de un negocio local.

A principios de octubre, los detectives cambiaron la categoría del individuo a la de sospechoso en el caso y dijeron que habían logrado seguirle la pista hasta el lugar del delito.

La policía solicitó al público que ayudara a identificar al hombre y atendió todos los avisos de la ciudadanía, pero ninguno permitió establecer alguna coincidencia, afirmó Luna.

Después, el 31 de octubre, el laboratorio de criminalística del condado avisó a los detectives que el ADN recuperado estaba vinculado positivamente con Colbert.

"Una investigación de esta magnitud que había comenzado sin pistas es muy difícil de trabajar", dijo Luna. "A veces puede tardar años la solución de un caso como éste. Por eso estoy muy orgulloso de nuestro departamento de policía".

Colbert salió de Tulsa en un autobús de Greyhound el 3 de agosto y llegó a Los Ángeles al día siguiente, dijo Luna. El Departamento de Policía de Los Ángeles lo arrestó el 27 de agosto bajo el cargo de conducir un vehículo robado y aún estaba bajo custodia cuando fue identificado como sospechoso en los homicidios de Long Beach.

Si es declarado culpable, enfrenta la pena de muerte o cadena perpetua sin derecho a fianza.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario