Deportes 31 marzo 2016

¿Son vulnerables los Cardenales?

Los Cardenales de San Luis están irritados.

No comprenden que muchos expertos les señalen como vulnerables.

También advierten que los Cachorros de Chicago, sus más peligrosos adversarios de división, le respiran en la nuca.

"No entiendo por qué la gente se empeña en dudar de nosotros", señaló Michael Wacha, uno de los pitchers abridores de San Luis. "Vamos a tener que jugar con esa espina clavada y aprovecharla a nuestro favor".

La rivalidad Cardenales-Cachorros está más caliente que nunca.

Luego que Chicago eliminó a San Luis en la primera vuelta de los playoffs, los Cachorros acapararon los titulares durante el mercado de agentes libres al llevarse a Jason Heyward (184 millones de dólares por 8 años) y John Lackey (32 millones por 2 años), sustrayéndole dos piezas a los Cardenales.

¿Qué hizo San Luis?

El equipo que lideró las mayores con 100 victorias, para hilvanar su quinta postemporada consecutiva, sumó a un abridor (Mike Leake); dos infielders (Rubén Tejada y Jedd Gyorko); un receptor suplente (Brayan Peña) y al líder de salvados en Japón (Seung Hwan Oh).

"Nos quitaron a un par de jugadores que fueron piezas clave y ahora hay que reemplazarlos", declaró Matt Carpenter, el primer bate de los Cardenales que sacudió 28 jonrones la pasada campaña. "Me parece que tenemos las piezas para sustituirlos".

Se puede afirmar que Leake es una versión más joven que Lackey. No creen que echarán de menos a Heyward al insertar al novato Stephen Piscotty en el bosque derecho, con Matt Holliday en el izquierdo y Randal Grichuk en el central.

Oh, apodado el "Final Boss", llega a las mayores precedido por una trayectoria de 357 rescates en las ligas de su natal Corea del Sur y Japón. Su función será la de preparador de mesa del cerrador Trevor Rosenthal.

El cubano Peña es tal vez el mejor suplente que han tenido en mucho tiempo, alguien que deber darle más respiro al estelar Yadier Molina, quien llega exigido tras dos operaciones en el dedo pulgar izquierdo.

Su torpedero titular Jhonny Peralta tiene para por lo menos dos meses de baja por otro pulgar lastimado, pero confían que el panameño Tejada y Gyorko resolverán en el interín.

—LA ROTACIÓN NÚMERO UNO

En 2015, los lanzadores de San Luis registraron una efectividad de 2.94. Según el Elias Sports Bureau, esa fue la cifra más baja en las mayores desde el 2.91 de los Mets en 1988. También acumularon 106 aperturas de calidad.

Lograron ese rendimiento, pese a que su as Adam Wainwright solo pudo tener siete apariciones tras sufrir desgarro del tendón de Aquiles izquierdo. Recuperado, el derecho encabeza un quinteto que incluye a Carlos Martínez, Jaime García, Wacha y Leake.

Es por eso que los Cardenales no se asustan mucho por el empuje de los Cachorros.

Tal vez lo único que les puede afectar es el tema de la resistencia, en particular con los brazos de Martínez, García y Wacha.

El dominicano Martínez, de 24 años, se consolidó en 2015 con una marca de 14-7 y efectividad de 3.01 pero no pudo lanzar en los playoffs por una lesión en el hombro. Wacha también acusó desgaste al final. Ambos fijaron topes personales en innings lanzados: Martínez acumuló 179 con dos tercios; Wacha con 181 y un tercio.

Luego de padecer problemas en el hombro izquierdo en años recientes, el mexicano García alcanzó las 20 aperturas por primera vez desde 2012 y tuvo efectividad de 2.43.

—EL PULGAR DE MOLINA

"Alguien que marca la diferencia".

Esa fue la descripción que dio Wainwright sobre la importancia de Molina, el ganador del Guante de Oro en las últimas ocho campañas.

Pero el puertorriqueño está cerca de cumplir los 33 años y viene de su peor campaña con el bate desde 2006. Apenas conectó cuatro jonrones y sus números de slugging y embasado declinaron por tercera temporada seguida.

En la primavera, fue notorio lo mucho que Molina bajó de peso tras un cambio de dieta y su rutina de acondicionamiento físico.

—SE BUSCAN JONRONES

Los Cardenales batearon 137 la pasada temporada, undécimos en la Nacional.

Holliday solo pudo conectar cuatro al disputar apenas 73 juegos por culpa de lesiones. En el último año de su contrato, se puso a prueba como primera base.

Por lo pronto, Brandon Moss es el titular en la inicial. Tras una cirugía de cadera, Moss bateó 19 jonrones con Cleveland y San Luis el año pasado, pero promedió 28 en los dos previos.

CONCLUSIÓN:

El manager Mike Matheny se va a dar gusto con la versatilidad de su roster y un abundante bullpen. Apostar en contra de los Cardenales es imprudente, por más que sus lanzadores no puedan repetir su increíble rendimiento.

___

Eric Núñez en Twitter: http://Twitter.com/EricNunezAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario