EEUU 18 noviembre 2016

Sessions marcaría agudo contraste con Justicia anterior

WASHINGTON (AP) — El presidente electo Donald Trump ha escogido al senador de Alabama, Jeff Sessions, para el cargo de secretario de justicia, nombramiento que marca un rompimiento filosófico con el Departamento de Justicia del gobierno del mandatario Barack Obama.

La decisión fue informada el viernes por un colaborador de alto rango de Trump que no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el particular.

El colaborador no confirmó si Sessions había aceptado el cargo, lo que dejaba abierta la posibilidad de que el nombramiento no sea definitivo.

Sessions, el primer senador que dio su respaldo a Trump y un republicano conocido por apoyar la aplicación de estrictas políticas de inmigración, posiblemente traerá al departamento una voz sistemáticamente conservadora.

El ex fiscal federal ha cuestionado si los acusados de terrorismo deben recibir la protección del sistema judicial estadounidense, se opone al cierre del centro de detención de Guantánamo y ha dado prominencia al tema de fraude electoral, un problema que el Departamento de Justicia bajo la dirección actual considera insignificante.

Sessions, de 59 años, afrontará audiencia de ratificación ante sus colegas en la Comisión Judicial del Senado, posiblemente en enero. Su anterior audiencia de ratificación, en 1986 para el cargo de juez federal, terminó en el fracaso ante las denuncias de que había emitido declaraciones racistas.

El presidente de la comisión, el senador republicano Chuck Grassley, de Iowa, elogió a Sessions y lo describió como alguien que también "ha votado a favor de iniciativas legislativas importantes propuestas por los demócratas". Grassley manifestó confianza en que Sessions sea ratificado por la comisión.

El demócrata de más alto rango en la comisión, el senador Patrick Leahy, de Vermont, señaló que en los últimos años ha discrepado con Sessions en asuntos de derechos civiles, inmigración y otros aspectos, y que "el pueblo estadounidense merece conocer el historial del senador Sessions".

Como secretario de Justicia para un presidente que incluyó en su campaña la postura de "ley y orden", Sessions posiblemente se apartará de las prioridades de sus predecesores en el gobierno de Obama: Loretta Lynch y Eric Holder.

Los defensores de los derechos civiles, cuyas causas han encontrado apoyo del Departamento de Justicia en los últimos ocho años, se dicen preocupados ante el posible retroceso de sus avances en el próximo gobierno de Trump, como obligar a los departamentos de policía a que corrijan sus prácticas inconstitucionales y una demanda contra Carolina del Norte por una iniciativa sobre baños públicos que según funcionarios discrimina a las personas transexuales.

___

La periodista de The Associated Press Chad Day contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario