EEUU 10 enero 2017

Sessions dice que desafiaría a Trump si fuera necesario

WASHINGTON (AP) — El senador Jeff Sessions se presentó como un fuerte protector de la ley y el orden en su audiencia de confirmación el martes y prometió que como secretario de Justicia reprimirá la inmigración ilegal, la violencia con armas y el "azote del terrorismo extremista islámico".

En declaraciones que evocaron la retórica utilizada en la campaña por el entonces candidato Donald Trump, Sessions habló de un país que lucha contra el torrente de drogas ilegales que cruzan la frontera, el aumento de la delincuencia violenta en las ciudades y la baja moral de la policía.

"Estas tendencias no pueden continuar. Es un derecho civil fundamental sentirse a salvo en el hogar y la comunidad", dijo el senador republicano de Alabama al exponer sus prioridades para el Departamento de Justicia al inicio de su audiencia de confirmación.

En materia política, prometió recusarse de cualquier investigación que pudiera iniciársele a la demócrata Hillary Clinton debido a declaraciones que él hizo durante la campaña. Trump había dicho que nombraría a un fiscal especial para investigar el uso de un servidor privado por Clinton, pero luego se retractó. El FBI y el Departamento de Justicia desistieron de presentar cargos el año pasado.

Sessions tiene el apoyo firme de la mayoría republicana en el Senado, pero le resultará difícil convencer a demócratas escépticos de que será un defensor de los derechos civiles como principal funcionario de la ley. La senadora Dianne Feinstein dijo que "hay mucho miedo en este país", sobre todo entre las personas de raza negra.

Sessions, cuya designación como juez en 1986 se vio frustrada por denuncias de declaraciones racistas, trató de abordar ese temor al decir que comprende "la historia de los derechos civiles y el horrendo impacto que la discriminación implacable y sistemática y la denegación del derecho al voto ha tenido sobre nuestros hermanos y hermanas afroestadounidenses. He sido testigo de ello".

"El cargo de secretario de Justicia de Estados Unidos no es un cargo político, y quien lo ejerza debe mostrar lealtad total a las leyes y la Constitución" del país, aseguró.

Varios manifestantes contrarios a Sessions interrumpieron la audiencia hasta que se les obligó a abandonar el recinto.

Sessions sonrió amablemente al iniciar su presentación, presentó a sus nietos, hizo chistes sobre el fútbol americano en Alabama y observaciones irónicas sobre su fuerte acento sureño.

El presidente de la comisión, Chuck Grassley, le preguntó si sería capaz de enfrentar a Trump en caso de discrepar con sus medidas como presidente. Dijo que sí y aseguró que estaba dispuesto a renunciar si se le pidiera hacer algo "claramente ilegal".

Los demócratas utilizaron parte de los dos días de audiencias para poner en duda si Sessions defenderá los derechos civiles, una prioridad del departamento durante la presidencia de Barack Obama. Probablemente también lo interrogarán sobre su intransigencia en materia inmigratoria.

Pero los republicanos han expresado su apoyo firme y se prevé que tendrán votos más que suficientes para confirmarlo, incluso de demócratas de estados de tendencia derechista.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario