Deportes 27 octubre 2016

Serie Mundial vuelve a Wrigley Field; Schwarber, descartado

CHICAGO (AP) — Cuando arrancó la Serie Mundial se tachó de disparatada la idea de incluir a Kyle Schwarber en el roster de los Cachorros de Chicago frente a Cleveland. Después de todo, llevaba seis meses sin jugar tras una gravísima lesión en la rodilla izquierda.

Empatados 1-1 y como anfitriones de su primer Clásico de Otoño desde 1945, la interrogante es si los Cachorros serían insensatos con dejarlo sentado en los próximos tres partidos en el estadio de la Liga Nacional luego de brillar como bateador designado en los dos primeros encuentros.

¿La respuesta? Schwarber no será titular en el jardín izquierdo

"Era demasiado arriesgado", afirmó el presidente de operaciones Theo Epstein. "Tenemos que velar por el bienestar de Kyle a largo plazo".

La expectativa sobre si Schwarber recibiría la luz verde para jugar en defensa concitó toda la atención en la práctica del jueves, día de pausa en la Serie Mundial.

"Era algo imposible", reconoció el toletero que conectó tres hits y produjo dos carreras en Cleveland.

La reaparición esta semana del prodigio de 23 años fue un milagro: había sido descartado para el resto del año tras romperse dos ligamentos en la rodilla apenas en el tercer juego de la temporada — el 7 de abril en Arizona — por un aparatoso choque con su compañero Dexter Fowler.

"Quería jugar y estar con mis compañeros, por el espíritu competitivo que llevo adentro", señaló Schwarber, quién un fijó un récord de la franquicia con cinco jonrones durante los playoffs de 2015. "Pero los hechos son los hechos. Físicamente no se puede. Así que estaré listo para el momento durante el juego que precisen utilizarme como bateador emergente".

Su regreso causó asombro en el inicio de una Serie Mundial que ya de por sí estaba cargada con ribetes especiales al enfrentar a dos sufridas franquicias, que entre así acumulan 174 temporadas sin conquistar el campeonato.

Pero no sorprendió a sus compañeros. "Este tipo no es humano", declaró el tercera base Kris Bryant al relatar su reacción cuando lo vio caminar apenas semanas después de la cirugía. Luego, lo vio también sudar en su rehabilitación.

"Van a tener que hacer una película sobre él", dijo Bryant.

El tercer capítulo de la Serie Mundial 2016 se rodará el viernes en Wrigley Field, el icónico y pintoresco estadio enclavado en los barrios del norte de la ciudad. Las ramas que cubren los muros en los jardines empiezan a cambiar de color, de verde a rojo, señal inequívoca del otoño.

Han transcurrido 71 años desde la última vez que el parque albergó un partido de la Serie Mundial

"Es el escenario más puro del deporte profesional", destacó el manager de los Cachorros, Joe Maddon.

Javier Báez, el segunda base puertorriqueño de los Cachorros, presagia un ambiente mucho más exultante al de hace una semana, cuando el festejo tras la conquista de la Liga Nacional se extendió hasta el amanecer del domingo.

"Si eso fue una locura, el viernes será una locura. Nuestros fanáticos han esperado mucho tiempo por este momento", dijo Báez. "Pero nosotros tenemos que manejarnos con calmar, un juego a la vez. Tenemos que saber que no se puede ganar cuatro juegos en uno".

Otros elementos a destacar el viernes:

—LOS ABRIDORES:

Kyle Hendricks, el derecho que tuvo el mejor promedio de efectividad en las mayores con 2.13, será el abridor de los Cachorros tras lanzar siete innings y un tercio en blanco durante la victoria contra los Dodgers que rubricó el banderín de la Nacional. Su efectividad es de 1.65 en 16 innings y un tercio en la postemporada.

Su rival será el también derecho Josh Tomlin, triunfador en sus dos aperturas de postemporada para una efectividad de 2.53. Ha sido una tabla de salvación para los Indios tras perder en septiembre por lesiones a los abridores Danny Salazar y Carlos Carrasco. Aparte del as Corey Kluber, el equipo necesitaba otro brazo con garantías en la rotación, y Tomlin ha respondido en octubre. Tendrá que hacerlo otra vez al considerar el plan del manager Terry Francona de exprimir al máximo a Kluber, fijo para abrir el cuarto partido el sábado con solo tres días de descanso.

—¿DÓNDE JUGARÁ CARLOS SANTANA?

Para los Indios, el titular del jardín izquierdo también suscita intriga. Al jugar en la Nacional, les toca desprenderse del bateador designado y eso implica tratar de buscarle acomodo en otra parte a Carlos Santana. Los Indios contemplan la posibilidad de que el dominicano juegue en el izquierdo. Sería apenas la segunda vez que defienda en los jardines en su carrera, luego de hacerlo en el izquierdo tras el sexto inning en un partido ante los Medias Rojas el 12 de agosto de 2012.

"Lo estamos analizando. No es un secreto", dijo el manager Francona. "Tratamos de encontrar un equilibrio, tratar de anotar más carreras que ellos. (Santana) es una pieza esencial de nuestra ofensiva".

"A mí me gusta jugar pelota, yo quiero jugar. Vamos a ver", indicó Santana, quien tomó elevados en el izquierdo durante la práctica del viernes.

—LA PACIENCIA DE LOS CACHORROS

En los primeros dos juegos, los bateadores de los Cachorros obligaron que los lanzadores de Cleveland empleasen 347 lanzamientos en total. La suma del segundo fue de 196, con ocho boletos y ocho ponches.

Los bateadores de Chicago promediaron 4.36 pitcheos por aparición al plato. Son cifras elevadísimas — el promedio en las mayores durante la temporada regular fue de 3.87 — y podrían pasarle factura a los Indios a medida que la serie se extienda.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario